Gel de ducha de petróleo

0
217

No somos pocos los que hemos soñado con emular al tío Gilito y bañarnos en una bañera de oro, pero la realidad es cruel al respecto: si es oro sólido será doloroso y si está fundido, bueno, probablemente tampoco sea una experiencia agradable. Puestos a presumir de riqueza, mejor buscar una alternativa y ducharse con gel de oro negro.

El gel de ducha de petróleo parece un barril de petróleo y es ciertamente negro, pero hay que reconocer que bañarse en petróleo sería ostentoso, sí, pero poco higiénico. Así que hemos optado por darle un aroma a cereza. Porque (y esto es una reflexión infalible) con el aroma a cereza se liga más: el subconsciente sabe que las cerezas van en pareja, ya que recuerda el logo de Pacha, así que el primer impulso al oler a alguien que huele a cereza es ser su pareja para ser coherente con la naturaleza y con Pacha.

Y si ese alguien te confirma que no sólo huele a cereza sino que se ducha con barriles de petróleo, bueno, el romance es inevitable. Dinero y amor en un gel. Para la salud, ya sabéis: nueces.