Grip Clip: el efusivo retorno del bolígrafo en la oreja

0
631

Reconozcámoslo ya: encontrarle una utilidad no auditiva a la oreja es uno de los mayores logros de la humanidad. De hecho, se podría decir que la oreja no existía antes de usar bolígrafos. Estaba ahí, claro, y uno le colgaba cosas por hacer algo, pero era una prolongación del cuerpo que pasaban la vida abotargadas, intentando ganar importancia enfriándose cuando el cuerpo se calentaba y viceversa.

Por desgracia, los que usamos gafas tenemos cubierto el cupo de cosas colocables en la oreja, así que tendemos a olvidar épocas más hermosas en las que uno se engarzaba el cigarrillo en la oquedad para hacerse el macarra hasta que un macarra de verdad se lo quitaba y de paso se llevaba la cuota de dignidad asignada a ese día más un poco de la del día siguiente, lo que te obligaba a despertarte y desayunar desnudo con tu familia para llevar el día más compensado.

Pero si algo hemos aprendido es que todo vuelve (menos la Thatcher, espero). Atticus Anderson y Blake Crow, dos tipos sin mucho que hacer, han tenido a bien inventar el Grip Clip, un accesorio para gafas que permite colocar el amado bolígrafo en el lugar al que pertenece por definición: la oreja.

Supongo que no soy el único que piensa que el futuro se dividirá entre la gente que use el Grip Clip (más auténticos y peludos) y los que usen las gafas de Google (modernos lampiños). Y a partir de ahí, ya sabéis: guerras tribales, pandillas, bidones ardiendo, cyberpunk,… lo de siempre.

Visto en Incredible Things