BAT, un ratón que levita

0
99

Para ser sincero, siempre había pensado que en el futuro los ratones desaparecerían y el acceso táctil se extendería a todos los aspectos de la vida excepto en el ámbito sexual, en el que primarían las miradas elocuentes y la enumeración de las capitales de provincia.

Pero parece que no es así. O por lo menos es lo que piensa el diseñador Vadim Kibardin, creador del BAT, un ratón que levita con el objetivo de evitar el temido Síndrome del Túnel Carpiano, que es a los informáticos lo que la tendinitis es a los músicos: una amenaza del cuerpo que sugiere algo más de vida social.

El BAT levita a 10 milímetros de la plataforma y posee un anillo imantado que en interacción con la plataforma consigue que se quede flotando de forma mágica y, para qué negarlo, algo absurda. En principio es un proyecto, aunque no se descarta su comercialización si el estudio de mercado les resulta favorable.

Visto en This is why I’m broke