DildoMaker: punto de encuentro entre la satisfacción sexual, la artesanía y las verduras

4
232

De entre todas las fuentes de placer que encumbran al ser humano se podrían destacar tres por ser las más difundidas: el sexo, la comida y poner caras frente al espejo del ascensor. La satisfacción por las cosas hechas por uno mismo también podría entrar en un hipotético top ten de las cosas que dan gustico, pero eso conlleva elaboración (o sea, trabajo), lo que le hace perder puntos.

El DildoMaker es, dicho mal y pronto, un sacapuntas de nabos. O de zanahorias o de patatas o de cualquier cosa no muy dura que quepa ahí dentro. Tiene la particularidad de proporcionar un contorno específico al objeto que lo transforma en un glande y permite un uso no necesariamente ligado a la alimentación.

La mente de la que ha salido el engendro se aloja en un tal Francesco Morackini, que asegura poseer un prototipo y busca empresa que financie el proyecto o agricultores dispuestos a donar materia prima y gestionar el negocio en otra dirección que acaba, sin embargo, en el mismo lugar: introducida por un agujero.

Visto en The Huffington Post

4 Comentarios

  1. Jason Gilbert es el escritor del artículo en The Huffington Post, el diseñador es Francesco Morackini. y tiene otras cosas muy chulas.

    • Cierto! (corregido)

      Procedemos a apalear a La Gusa según nuestro protocolo interno de control de calidad.

  2. la verdad que es una maquina muy curiosa y al mismo tiempo se puede utilizar para echar unas buenas risas junto a la pareja.

Comments are closed.