Babero para pequeños artistas abstractos

0
63

Ante la visión de muchos cuadros de arte moderno, es muy habitual oír el típico: «Psé, eso lo hace un niño de dos años«. Y a partir de ahí, dependiendo del nivel cultural de los que oigan el comentario, se puede establecer una discusión que, en ocasiones, puede acabar bastante mal.

A partir de ahora, los defensores de la mítica frase tienen la oportunidad de apoyarla con hechos demostrables: Sólo necesitan el Babero Marco de Cuadro y ponérselo a un niño de dos años. Posteriormente, sólo hay que proceder a darle una cuchara, un plato con salsas de diversos colores, y esperar a que la inspiración convierta el babero en una obra de arte como las que comentábamos anteriormente.

No creemos que nadie vaya a pelearse en Sotheby’s por una de esas obras, pero seguro que será muy difícil convencer a los padres de la criatura de que su hijo no es el Miró, el Picasso o el Kandinski del siglo XXI.