Arte sexual para dejar huella

2
1223

Para Jeremy Brown el sexo es arte y no una posibilidad remota, lo que ya me parece encomiable. Es el creador del Love is Art, un kit compuesto por un lienzo enorme y un bote de pintura corporal. El objetivo es que los amantes se embadurnen de pintura y practiquen sexo sobre el lienzo; el resultado quedará plasmado en éste y podremos exponerlo en casa con orgullo.

Hasta ahora la única forma fiable de demostrar que uno había conseguido engañar a alguien para que se acostara con él pasaba por enseñar los vástagos resultantes o las enfermedades contraídas, pero gracias a Jeremy uno sólo tiene que convocar a los amigos, preparar un piscolabis, hacer una introducción ensayística presentando la exposición y esperar a que lo comparen con Kandinsky. Con suerte incluso se puede vender un cuadro o convencer a un marchante de arte para una gira.

Por supuesto, siempre será mucho más interesante ver los lienzos de un soltero y comprobar cómo se las arregla para la composición. Apuesto por unas huellas de pies y la forma de un portátil, seguidas de más huellas fuera del lienzo y otras más tardías que vuelven para conectar un cable al ordenador (siempre se acaba la batería en el mejor momento).

Visto en Geekologie

2 Comentarios

  1. En «El tercer lado de los ojos» de Giorgio Faletti hay un personaje que hace ese tipo de cuadros.
    El problema es que es la primera victima de un asesino en serie… así que yo no me fio de este tipo de técnica artistica ._.

Comments are closed.