Peluca hinchable para esos momentos de necesidad

2
85

Alguien con evidentes signos de haber vivido demasiado en demasiado poco tiempo me dijo que a la gente con pelo largo se le escucha más, pero que a los calvos se les hace más caso. Le dije que eso era una somera gilipollez y, ciertamente, lo convencí. Así que llevaba razón.

Por lo general no echo de menos mi melena, aunque sí es cierto que hay momentos en los que la necesito. Al darme un chapuzón y salir del agua, por ejemplo, necesito hacer el giro de cabeza para apartar el pelo de la cara; y cuando corre un viento huracanado de los que arrancan árboles y vacas por igual, no hay nada mejor que sentir los pelos metiéndose en los ojos para poder colocarlos detrás de la oreja. Son experiencias maravillosas que, tristemente, sigo haciendo por inercia, aunque hace tiempo que presumo de cartón.

La peluca hinchable no me va a solucionar esas situaciones porque sustituye una calvicie adulta por una calvicie incipiente, no por una melena y ni siquiera por una cobertura capilar lo suficientemente amplia como para ocultar el cartón.

Quitando ese pequeño detalle, me parece algo bastante disimulado y digno, ideal para presentar proyectos empresariales en Power Point con las manos anaranjadas y aceitosas tras haber comido unos Pelotazos.

Visto en Like Cool

2 Comentarios

  1. Todos sabemos que las cosas hinchables siempre nos sacan de los apuros…

    …de cualquier tipo de apuro.

  2. […] { document.write(''); document.write(' '); } Hace poco hablamos de una hermosa y eficiente peluca hinchable; aquí tenemos el equivalente felino. La cuestión es que los gatos no ansían tener pelo para ser […]

Comments are closed.