Extractor de esperma manos libres [Actualizado]

8
429

[Actualizado]
Como era de esperar, el artilugio ya se puede encontrar a la venta en el mercado negro (o mejor dicho, en el mercao de to lo negro).
Lamentamos comunicar que no, no lo vamos a traer jamás a QueLoVendanX.com, sobre todo porque por mucho menos dinero tenemos soluciones más eficaces y placenteras 😉

El artilugio que podéis en la fotografía es el último grito en lo que a masturbación se refiere. Los donantes de esperma de un hospital de Nainjing (China) ya pueden disfrutar de sus dotes de seducción y, lo mejor, ni siquiera requiere el uso de las manos: por supuesto, los brazos deben estar en jarras para que uno se sienta realmente poderoso. Sólo hay que dejarse agitar.

La pantalla muestra vídeos evidentemente eróticos para que nos podamos transportar a otros lugares donde las cosas son más sencillas, y no me refiero a la Aldea del Arce. Es curioso, pero esta máquina me parece una versión arcaica de la que usaba Woody Allen en El Dormilón, una especie de antecesora que, sin embargo, va a evolucionar de forma diferente: ya veo la fila de donantes delante de la máquina y un brazo robótico con un guante blanco que los acerca uno a uno, los exprime y los empuja fuera del circuito. Masturbación en serie: la otra revolución industrial.

En principio se vende por 2.500 euros, pero me temo que sólo a hospitales. Aunque no creo que tarden mucho en comercializarla y añadirle toques realistas: gemidos, gritos de ánimo, un himen,… nuestros días de soltería van a ser más agitados a partir de ahora.

Visto en Daily Mail

8 Comentarios

  1. Jó, me parto pensando en el concepto altura del succionado… ¿Los bajitos se subirán al famoso escalón de Ikea «FÖRSIKTIG»? ¿Y los altos? A los altos no les va a quedar más remedio que ponerse medio de cuclillas, ahora que lo pienso… eso puede añadir realismo al asunto.

  2. […] Vía | Monkeyzen Moto con retrete Vía |Kirai Vino “en bolso” Vía | Comunicadores Extractor de esperma Vía | No puedo creer… Máquina expendedora de citas textuales Vía | […]

Comments are closed.