Has visto lo que ha hecho la cochina de tu… muñeca

0
257

Ains, qué recuerdos. Si tuviera que elegir entre «Sonrisas y lágrimas» y «El Exorcista» como mejor película de amor que he visto en mi vida, me costaría tomar una decisión.

Quizá me quedaría con Regan y su idilio frustrado con el Padre Karras.

Esas escenas de cama, esos diálogos sugerentes, esas vomitadas verdes… una obra maestra del séptimo arte.

La buena noticia es que ahora podemos tener un recuerdo en nuestra mesita de noche con este mini-animatronic en forma de figura de Regan en la cama, totalmente poseída por la lujuria y otras cosas.

Lo mejor no es su excelente nivel de detalle y acabados, sino que su cabeza se mueve girando 360º mientras suena la famosa música de la película.