Pinta y colorea… con mostaza y ketchup

1
99

Todas las madres insisten en recordar, desde el inicio de los tiempos, que «en la mesa no se juega», pero nada se ha dicho sobre que en la mesa no se pueda pintar, colorear, decorar la comida, reírse y desarrollar la creatividad infantil.

Los dispensadores de condimentos «Crayons» tienen la forma de dos enormes lápices de colores, concretamente de dos colores: amarillo y rojo, y su funcionalidad es evidente.

La mala noticia es que la gama cromática que podemos obtener no es muy extensa, y los pequeños aspirantes a Picassos o Kandinskis del siglo XXI pueden quedar un poco frustrados, pero la verdad es que para pintarle ojos y boca a una hamburguesa es más que suficiente.

1 Comentario

Comments are closed.