Estudiante se hace una chuleta de 10 metros y, sorprendentemente, le pillan

3
52

República de Kazajstán. Exámenes de acceso a la universidad. Sudor, nervios, estrés, presión,… mucha gente no sería capaz de soportarlo, pero he aquí que alguien encontró una forma de sobreponerse a la situación y salir victorioso. O, por lo menos, lo intentó.

El asunto es como sigue: un estudiante fue pillado justo antes de realizar el examen de acceso a la universidad con una chuleta de 10,7 metros enrollada alrededor de su cuerpo. Contenía 25.000 respuestas de todas las materias requeridas para la evaluación. Nada podía fallar. Pero falló.

Parece que el estudiante pecó de presumido. Me explico: fue visto en repetidas ocasiones colocándose bien la ropa, rebuscando y, en fin, haciendo gestos excesivos para un examen, transmitiendo un mensaje en lenguaje corporal que codificado de forma adecuada vendría a decir algo como «me pica tó». Eso levantó sospechas.

Respecto a la chuleta en sí y a su funcionamiento, nadie sabe nada. Imposible saber cómo pretendía acceder a la información; si tenía las asignaturas distribuidas por zonas anatómicas u ordenadas según importancia en sectores de calor corporal, de forma que los temas menos relevantes estarían colocados cerca de las axilas, prestos a borrarse a medida que el examen avanzara.

Pero son sólo hipótesis; no se puede bucear en la mente de un genio tan a la ligera.

Visto en Nothing to do with Arbroath

3 Comentarios

Comments are closed.