Ahora sí: un reloj despertador

1
69

Si los despertadores más eficientes del planeta no han conseguido anular tu período de hibernación diario (porque si no lo han hecho es porque más que dormir hibernas), queda una solución drástica pero segura: una visita al hotel Ghent.

Vivir en un lugar así y llegar tarde a una cita o quedarse dormido es inconcebible. Por otra parte, si da el campanazo cada hora, dormir también es inconcebible, así que sólo es recomendable para aplicar castigos extremos (por no relamer el interior de la tapa último yogur, por ejemplo).

Pero en realidad el hotel Ghent es sólo una habitación construida alrededor de un reloj, una obra de Tatzu Nishi. Vista desde fuera no es tan atractiva, pero con todos esos andamios no faltará sitio para tender la ropa, está claro.

Visto en DesignBoom

1 Comentario

  1. jajajaja yo creo que todos harian vaca (recoleccion de dinero entre muchos) para comprármelo, me dicen lo que dice ahi, que yo no duermo si no que hiberno xD

Comments are closed.