Bombilla cerebral

2
128

Tener un espacio en el que crear y desarrollar ideas es la primera regla para ser un tipo creativo. Tener otro lugar de donde robarlas es la segunda.

Para el primero tenemos esta motivadora bombilla cerebral de Solovyov Design, que hará que toda vez que tengamos una idea se ilumine una luz con estilo y conexiones neuronales en lugar de la vulgar bombilla de toda la vida.

Su mera visión hará que pensemos en nuestro propio cerebro y esto desencadenará otras ideas; por supuesto, usaremos todos los medios a nuestro alcance para desarrollarlas y descubrir con amargura que la idea primigenia era mucho mejor. No os engañéis: es inevitable. Por más que uno sepa que toda idea o modificación posterior será peor, no puede huir de la curiosidad.

Supongo que también se puede usar como refuerzo positivo, tal y como educan a los perros. Si uno enciende esa bombilla y empieza a pensar, con el tiempo aprenderá a ponerse en formato pensador cada vez que lo haga. Esto puede ser un buen método para no tener ideas en lugares equivocados, que la mayoría de situaciones de sexo con arrepentimiento suceden por eso. Es una sugerencia.

Visto en Who Killed Bambi?

2 Comentarios

  1. Qué genial! Y sí… la primera idea siempre es la mejor y el formato pensador puede ser un gran aliado! 🙂

Comments are closed.