A cepillarse los dientes con Doraemón

2
412

Formas de enseñar hay muchas, desde aplicar la disciplina más férrea hasta el uso controlado del libre albedrío. Hay otra apuesta, sin duda más arriesgada, que se basa en generar traumas y ver lo que pasa; este es el caso del peluche de Doraemón con dientes.

Los niños aprenderán a cepillarse los dientes, por supuesto, pero quizás el precio a pagar sea muy alto. Las expresiones de Doraemón y su hermana se quedarán clavadas en sus retinas y volverán a aparecer cada vez que procedan al cepillado.

Sin ser alarmista, las posibilidades de que les generen algún tipo de ansia asesina en el futuro son altas. ¿Merece la salud dental un aumento deliberado de asesinos en serie? Yo creo que no, pero en cualquier caso es un debate muy a tener en cuenta si esto se extiende.

Visto en Topless Robot

2 Comentarios

  1. Dios, Dios, Dios…

    Esto ha sido PEOR que «human centipede».

    Y ya es decir.

    [Ironhand acaba en posición fetal en una esquina]

Comments are closed.