Asentidor Profesional

7
263

Basta de decir «sí» en voz baja. Basta de aceptar a medias, basta de estar de acuerdo: con El Asentidor Profesional podrás ejercitar el arte de asentir con ímpetu, asentir con gallardía, asentir como si no hubiera un mañana. Que tu «sí» derrumbe los edificios a tres kilómetros a la redonda, que todo el mundo sepa que has aceptado la propuesta, que has entendido el concepto. Basta de dudas, de momentos indecisos que sólo denotan una personalidad débil e irrisoria. Asiente. Hazlo por todas las personas que murieron sin poder dejar claro que estaban de acuerdo con la idea. Di que sí.

Pero si quieres hacerlo bien, sin riesgo de lesiones, deberás entrenarte: El Asentidor Profesional (o, en su nombre original, Rhythm Slim Chin Muscle Exercise Beauty Anti-Aging Face Neck Jaw Pain Gadget) sirve para ejercitar los músculos asociados al gesto de asentir. Por si eso no fuera suficiente, también ejercitan la mandíbula (¡destroza esos malditos granos de arroz!) y toda esa zona del cuello que la gente usa para comunicarse o colgarse baratijas (¡destroza ese maldito atrapasueños!)

¿Todavía no estás convencido de que necesitas esto? Claro, es que todavía no sabes lo fácil que es el proceso: coloca el Asentidor Profesional en tu mentón, asiente y mantén la posición durante diez segundos. Descansa. Repite el proceso durante tres minutos, todos los días y prepárate para una vida en positivo.

¿Psicoanálisis? ¿Risoterapia? ¿Liberación de chakras? ¿Asesinato del vecino de arriba? ¡Déjate de terapias que no llevan a nada y DI QUE SÍ! Total, al final todas te dicen que tienes que dejar de ser tan negativo.

Visto en Book of Joe

7 Comentarios

  1. Para la negación siempre puedes usar el recurso de ir cerrando puertas con la cara. Si son blindadas, mejor es el efecto.

    Hazlo durante un tiempo y me cuentas. Abstente de hacerlo en público, no sé por qué la gente acaba por hablarte poco… (les asustará que desarrolles tu cuello más que el suyo, no se quieren sentir inferiores).

  2. En otras latitudes dirían que esto es un lujoso dispositivo para bajar o desaparecer la papada, pero esa gente esta demente y la verdad estará siempre aquí, así les duela…

    • Exacto. Gente extraña hay en todas partes; hay que ser cuidadoso y no creer lo primero que a uno le llegue de un cualquiera. Nuestra reputación nos precede 😉

    • Ouch! Mmm… esto… decir que el mío es japonés no va a evitar el linchamiento, verdad? Vale, pues aceptaré el castigo asintiendo con solemnidad.

Comments are closed.