Pasar de página sin manos, un sueño hecho realidad

11
482

Cuando un libro es lo suficientemente apasionante como para colapsar las funciones corporales, pasar de página es un suplicio. No ocurre demasiado a menudo (por suerte para el sistema digestivo) y he de decir que, en mi experiencia, sólo me ha pasado dos veces: una con la trágica historia de un perro que quiere ser ministro y lo consigue, pero se queda enganchado a una Yorkshire y llega tarde a la investidura; la otra, con la esclarecedora autobiografía de la mano de Hitler escrita de su puño y letra.

Antes de que Ramoncín publique su concienzudo estudio sobre Kurt Cobain y el grunge, deberíamos agenciarnos este maravilloso y simple pasador de páginas de Joseph Herscher. Así podremos evitar toda interrupción y concentrarnos al máximo. Es una sugerencia.

Visto en Geekosystem

11 Comentarios

  1. No son gente son genios, la grandeza de un genio está en la simpleza de sus pensamientos.

  2. Gloria a los cielos! Por fin podré leer mientras como hamburguesas sin dejar todo perdido de grasa y otras sustancias…

  3. Tiene que tener la suerte de que no le toque una pagina con publicidad, sinó tanto invento se reemplazaría con un fósforo
    como se llama el libro del perro ministro?

    • Ahora mismo no recuerdo el título porque es probable que me lo haya inventado. Pero en La hierba roja de Boris Vian hay un perro que se llama Senador, aunque creo que no ejerce como tal. Muy recomendable (todo lo de Boris Vian es maravilloso)

  4. Si quiero reproducir en casa este genial invento para evitar por fin el hastío de pasar de página,
    ¿es absolutamente necesaria la parte de romper contra el suelo un jarrón, un vaso y MI PORTATIL?
    ¿funcionaría con otros objetos?

  5. Yo desde luego si lo reproduzco no ensendería una bombona de gas a mis espaldas y encima de una estantería. xD

Comments are closed.