El plato del remordimiento

6
123

Idea para las post-navidades, tan temidas por todos gracias a los kilos que solemos coger a base de cenar marisco y comernos el equivalente a 8 panaderías en roscón de Reyes.

Paso 1: Cocina uno de los mejores y más engordantes postres que conozcas. Vale, no tienes ni idea de cocina, así que corre al súper. Un coulant de chocolate podría servir.

Paso 2: Invita a uno de tus amigos/as o familiares a degustarlo. A ser posible, que sea de esos de los que ha cometido un exceso y repite por las esquinas que se pondrá a dieta.

Paso 3: Deja que disfrute con el postre como si no hubiera mañana y deja que poco a poco vaya dejando visible el inevitable mensaje.

Paso 4: Corre.

Si te ha gustado, se puede encontrar en FishEddy.

Visto en OhGizmo!

Nota: ¡os he echado tanto de menos, bribones!

6 Comentarios

  1. Bueno, lo primero que vendría a mi mente al leer una frase como «Big mistake» sería que lo que había en el plato no era comestible, o algo así. Que también podría ser, todo sea dicho.

    Bienvenido a casa Jorturos. ¿Nos has echado de menos? Big mistake.

  2. ¡Bienvenido de vuelta, Jorturos! Se te echaba de menos.
    A ver si cunde el ejemplo y Yube también se anima 😛

Comments are closed.