Báscula, linterna y despertador. De viaje

3
105

En los aeropuertos se da una lucha silenciosa entre los clientes y los trabajadores de las aerolíneas. El objeto de la batalla es la maleta de mano; hay que pasarla o, por otro lado, conseguir facturarla con el menor coste posible. La Fuerza y su lado oscuro se enfrentan en singular combate.

El viaje de ida es fácil: sales de casa, escoges lo que vas a llevarte, puedes pesar la maleta en la báscula de tu baño -del cual conoces la ubicación del interruptor de la luz- pero la vuelta es diferente. Inevitablemente has comprado alguna cosa, un recuerdo, algo de comida, tal vez has robado una toalla del hotel, son cosas que pasan… Te quedas dormido, llegas tarde al aeropuerto y el auxiliar de tierra, alias «azafato», con una sonrisa triunfal en la boca te dice «Su maleta pesa mas de diez kilos, es necesario que la facture». Claro, como en la habitación de hotel no había báscula, tu maleta, al igual que una novia adicta a los bocadillos de panceta, se ha pasado del peso.

Como el espacio/peso es muy preciado en los viajes, tenemos esta Báscula/Linterna/Despertador, con la que podremos pesar nuestro equipaje, despertarnos a la hora indicada, e iluminar nuestra habitación o lo que haga falta. Este práctico utensilio permite pesar la maleta y, por si no somos lo bastante hábiles para levantarlo y mirar el visor, nos indicará el peso 6 segundos después, por lo que podemos utilizar las dos manos, depositarlo y comprobar el peso. También podemos utilizar la linterna con las dos manos como si fuésemos CSI entrando en una casa. Por cierto ¿Alguien sabe por que los policías no encienden las luces cuando llegan al escenario de un crimen?

Visto en Book of Joe

3 Comentarios

  1. No encienden las luces por el principio de incertidumbre de Heisemberg.
    A ver si los fotones van a variar el estado de las pruebas 🙂

  2. No las encienden para no tocar nada. Un interruptor de luz es probablemente el lugar donde haya más huellas digitales en esa escena.

Comments are closed.