Containers de escritorio

2
94

Seguimos con el proceso de «mini-industrialización» de nuestro loft (imaginario, claro). Ya tenemos posavasos y salvamanteles en forma de mini palets de madera. Ahora le llega el turno al escritorio.

Los tres, reproducción fiel de los que se descargan en el puerto, son ideales para cumplir la misión de mantener controlados los montones de lápices, bolis, gomas, clips y cacharrería variada que invade nuestra mesa de trabajo.

Idénticos a los de verdad, pero en pequeñito, están realizados en madera de pino y con los sellos originales, incluido el clásico «FRAGIL» en las tapas.

2 Comentarios

  1. Pues no sé yo. Con esto me sentiría que he pasado de escritor bohemio a simple estibador de muelles con problemas de gigantismo

Comments are closed.