Conchas artificiales para paguroideos

3
192

Los paguroideos son una subespecie de cangrejos a la que pertenecen los cangrejos ermitaños. Están en peligro de extinción debido a la ausencia de conchas de moluscos en las que refugiarse. Por eso, Makerbot ha comenzado el Proyecto Shellter, en el que fabricarán con impresoras 3D conchas artificiales para evitar la desaparición de estos cangrejos.

Los paguroideos necesitan las conchas de moluscos muertos para vivir debido a su blando exoesqueleto, que los hace presa fácil. Esta reutilización de partes de otros animales muertos se llama tanatocresis y es una costumbre muy rara en el mundo animal que requiere, a medida que crecen, cambiar la concha por otra más grande y, como la compra de una vivienda más grande, cada día es más difícil por la muerte prematuda de los gasterópodos.

Miles Lightwood, artista y diseñador de Makerbot, está creando conchas con las impresoras 3D de la compañía para facilitar a los paguroideos la búsqueda de objetos con los que protegerse, ya que se está empezando a dar el caso de cangrejos que usan botellas y otros desechos como protección.

En el ambicioso proyecto se están llevando a cabo los necesarios estudios sobre biodegradabilidad, preferencias de los cangrejos y toxicidad. Por eso, aceptan toda la ayuda que otros diseñadores pudieran ofrecer en la búsqueda de diseños más interesantes para los cangrejos y que se puedan crear con impresoras 3D.

Visto en Geekosystem.

3 Comentarios

  1. Yo mantengo Coenobita clypeatus, que son de otra familia pero reúnen esta característica.
    En esta afición es fácil encontrar conchas decoradas.

    El problema de esto es que todos estos productos son artificiales y acaban perjudicando al animal, por mucho que los fabricantes lo nieguen.

    Pero en lo que se refiere a los salvajes, tienen que recurrir a la inventiva, resultando aberraciones como esta.

  2. […] puedo creer que esto lo haya encontrado en Nopuedocreer.com MeneameDivúlgameDivobloggerBitacorasRedditDeliciousFacebookTwitterQuizá te interese […]

Comments are closed.