Transforma tu tractor en un exoesqueleto

7
188

Ya conocemos la tecnología necesaria para la fabricación de exoesqueletos y, tras ver un par de películas de James Cameron, no nos sorprende ver todo tipo de inventos robóticos. Ahora bien, conseguir transformar un pequeño tractor en un exoesqueleto para realizar trabajos pesados, es algo bastante más interesante.

La empresa con sede en Cambridge, Raytheon-Sarcos, ha transformado un cortacésped Ditch Witch en un exoesqueleto parecido a los usados en el segundo episodio de las aventuras de la teniente Ripley. El pequeño tractor está modificado con dos brazos robóticos y un sistema de control con sensibilidad para el operario y una gran movilidad.

La transformación no está al alcance de amantes del bricolaje casero, pero la idea de coger un cortacésped y montar mi propio exoesqueleto es genial.

Visto en io9.

7 Comentarios

    • Considerando que la única saga que existe de la teniente Ripley es sobre la confrontación entre humanos y dinosaurios, pues no veo cómo puede referir a otra cosa.

      Y por el título, pensé que la entrada iba a ir de rollo «instructable», así que fue un poco decepcionante. Aunque tampoco es que me hubiese servido que sí lo fuera, porque no tengo tractor. Ni un cortacésped Ditch Witch. Ni la necesidad (inmediata) de un exoesqueleto.

      • Hombre, a lo mejor si les preguntamos nos envían un PDF con las instrucciones. Ya estoy viendo el Bricomanía… Fácil, fácil…

      • Pues si te refieres a Ellen Ripley, entonces de manera unívoca e inequivocable te estás refiriendo a la teniente que se enfrenta con dinosaurios. O contra qué crees que se enfrenta, ¿lechugas?

        Y a tu respuesta a mi comentario previo: Pues igual y sí lo dicen. Entonces, debo agregar a mi comentario previo, que por no tener, tampoco tengo herramientas, habilidad técnica, ni capacidad para seguir tales instrucciones. Esperaré a que alguien las haga en masa, a que las comiencen a distribuir en «Quelovendan»… y a que sus envíos comiencen a llegar fuera de España. Allí es poco. 🙂

Comments are closed.