Navidades Jedi

7
5

Odio la navidad. Es una época del año es que hacemos cosas que no queremos, con gente con la que no queremos estar, comiendo cosas que no nos convienen, gastándonos el dinero que no tenemos, soy Jack, el de Pesadilla antes de Navidad. Lo inteligente sería trincar la paga de navidad y esperarnos a la primavera para disfrutarlao, con la gente que nos venga de gusto.

Pero no todo está perdido, podemos aprovecharnos de la navidad. Este gorro de Santa Yoda, puede dar un toque geek a estos días. Si hay que hacer el ganso en la oficina con un gorrito navideño, que sea con este.

Espero ver en algún calendario a la “jamonera” del mes de diciembre, además de con la faldita y el corpiño rojo, con el gorro de Santa Yoda. Lo de la tía llena de serpentinas empieza a estar un poco visto.

Puedes redondear el entorno jedi-navideño con esta bola de cristal con R2-D2 que ambienta navideñamente huyendo del típico Papa Noël o la casita nevada. Y finalmente podemos adornar la mesa con este candelabro Jedi. Las velas, otra tontería de la navidad, si las enciendes son un peligro, especialmente a la hora del “pica-pica”, y si no la enciendes ocupan un lugar que podría estar ocupado por un buen plato de jamón. Son totalmente prescindibles; las bombillas ya se inventaron hace tiempo.

7 Comentarios

  1. la navidad es cuando la tarjeta de credito explota, y lo peor de todo no por cosasa que necesitamos sino solo por presumir antes los demás

  2. creo que confundisdes a Jack con el Grinch XP
    pero si es cierto el dinero se pierde y los ahorros universitarios se tienen que gastar para los demas regalos :S

    • Perdón, es cierto, me pasa como a los japoneses que en navidad ponen Papás Noëles crucificados, es con complicada la iconografía occidental que me pierdo

  3. http://www.pantanodelzujar.es/blog/imagenes/belenlego.jpg

    Todo el mundo sabe que Papá No-él (ni ella, tampoco) es un invento de la cocacola.

    Los tres reyes magos le darían una paliza a ese gordo y vago.

    Papá no-él, va en un trineo volador (Quién se creerá eso) y los reyes magos… pues son magos, ergo, si pueden repartir regalos infinitos.

    Y si papá no-él se les acerca, lo convierten en sapo.

Comments are closed.