Muñecos de niños cara a la pared

3
2427


Hay gente que se rodea de cosas falsas para estar más cómodos: plantas de plástico, perros de cerámica, jaulas con pájaros de fieltro que trinan, etc. Si quieres dar un paso más tenemos unos muñecos, a tamaño real, que están contra la pared. Los Shy Kids o niños tímidos, una versión mejorada de los enanos de jardín, o mejor, de los jawas de jardín.

¿Qué hacen estos niños? Están jugando al escondite, rezando o están castigados en el «rincón de pensar». Puedes escoger lo que quieras, pero yo echo de menos el del niño «enfurruñao» y, cómo no, al niño orinando, que puede ser el origen de una fuente para tu hogar estilo Manneken Pis.

Para tranquilidad de todos he de decir sólo son realistas de espaldas, si esto puede ser tranquilizador, ya que la cabeza es una bola de corcho sin cara. Pero todos vimos la película de Robert Zemekis y Tom Hanks «Náufrago» y si veo a un niño jugar con este muñeco me preocuparía mucho. Mejor tener un amigo imaginario.

La verdad es que como idea para una película de miedo es estupenda. La tetuda y rubia protagonista entra en la casa y va por las habitaciones que tienen estos muñecos apoyados en las paredes, se agacha (aquí va un plano picado en el que se vea bien el canalillo) y mientras examina un muñeco vemos al otro lado de la habitación como un «muñeco» se gira lentamente, vemos su diabólica sonrisa y como se acerca. Intenta estrangularla, pero ella se levanta súbitamente y el enano asesino sólo consigue romperle la camisa, quedando ella en sostén. Una ley no escrita indica que los sostenes de las protagonistas pueden ser de cualquier color: rojo, negro, verde, etc., todos los colores menos color carne.

La empresa vende también un kit para que tu te hagas el muñeco. Si te gusta este tipo de manualidades, Shy Kids puede ser una bonita puerta de entrada al mundo de la taxidermia.

Visto en Boing Boing

3 Comentarios

Comments are closed.