Cubiertos mordidos

21
177

No os ha pasado eso de estar comiendo y… ÑAM! Mordisco al canto! Un poco más y os perforáis el moflete. Bueno, pues algo parecido le ha debido de pasar al diseñador Mark Reigelman Reigelman, pero con estos cubiertos.

bite-silverware-12

«Bite» es el nombre elegido para esta gran obra de arte. La verdad es que, últimamente, nuestros diseñadores se exprimen demasiado el cerebro para ponerle nombre a sus obras, y sino que se lo pregunten al de la Convertible Bed in Form of Upright Piano.

21 Comentarios

  1. asi ya no te romperás más los dientes

    por cierto, se ve que el cuchillo no sirve pa na’, ¿no?

  2. A ese diseñador le faltaba hierro en su dieta. Quizá por eso no se le ocurrió un nombre más rimbombante para su creación. Además, como en todo, parece que los chinos tienen su versión.

    @NDG: El cuchillo todavía es útil, porque si te fijas, sólo es el canto lo que está mordido y el filo se conserva.

  3. @NDG:
    El «filo» (si es que tiene) parece estar del otro lado de la mordida.

    La cuchara es claramente inutil xD.

  4. a mi me gustan….asi disfruto mas de la comida al pegar sorbitos mas pequeños, y si esta mordido por el filo se crea un bonito reto para mi.

  5. a mi la primera impresion que me dio estos cubiertos (antes de leer bien el titulo)
    fue que habian sido expuestos a algun acido o que habian sido fundidos, incluso manipulados con algun herramienta como: segueta mecanica o maquina para hacer llaves

    Solo espero que, el diseñador, haya utilizado un molde con sus respectivas mordidas.

    Yo en lo personal, odio el sabor del los cubiertos, cuando estan raspados, saben feo, como si estubiera comiendo lamina o una lata de aluminio.

    Si no saben de que hablo, pueden hacer esto para que sepan: >
    Tan solo hay que tomar un tenedor y con un cullillo darle como si de un serrucho se tratara, o si lo prefieres, cuando laves los cubiertos usa una fibra de acero inoxidable
    Claro el resultado depende de la calidad de cada tipo de cubiertos

  6. Aunque el cuchillo mantenga el filo, a ver cómo te queda el dedo apretando por el lado «bited» cuando tengas que cortar un bistec de los de menú con la consistencia de una suela de esparto…
    Y la cuchara tiene que ser un espectáculo ver a alguien usarla con una sopa, cayéndole goterones de fideos como si tuviera labio leporino…

  7. Bueno, si dice «obra de arte» es que no sirve para nada más que para ser expuesta… cosas del arte. 🙂

  8. donde se pueden comprar? cuanto cuestan? yo lo quiero!! y si tengo que esforzarme mas al tomar la sopa, pues me esfuerzo

  9. La verdad es que es una curiosidad más. Independientemente de si te gustan más o menos, yo los encuentro totalmente funcionales.
    Nunca comeria carne utilizando un cuchillo como ese. Esté mordido o no.
    Y la cuchara no tiene ningún secreto a la hora de utilizarla, la hundes en el plato, y esta simplemente tiene una menor capacidad, después como con cualquier otra cuchara la elevas y la llevas a la boca, no creo que nadie se lleve la cuchara a la boca inclinandola hacia el lado contrario que es por donde se caeria el contenido.

  10. @Almakan: -las hendiduras en la cuchara sirven como serrucho para la boca, lo digo porque lo he intentado con cucharas rotas de ese modo o lago parecidas

  11. @Almakan: A fin de cuentas lo que acabas de hacer es explicar «el mecanismo de una cuchara», lo cual siempre fue ejemplo de sencillez 🙂

  12. No os habéis imaginado el resto del servicio de mesa….
    Imaginaos el vaso con un mordisco, harto más peligroso.
    O la servilleta roída, qué grima….
    Lo mejor sería que el «artista» (buá) apareciese sonriente junto a su «obra», y al sonreír resultase que no tiene piños. XD

  13. Hace unas semanas me parti la cabeza buscando un regalo para una boda, este habría sido genial, tiene el toque de humor negro que me encanta, hay que ver que tal funciona…

Comments are closed.