Moto patanegra, y no porque sea una Harley

25
335

Los moteros son una especie única. Sus motos son extensiones de su propio cuerpo y las cuidan como alguien puede cuidar a sus hijos, sino más.

Y claro, cuando quieres juntar varias pasiones, ocurre como lo que ocurrió este Agosto en La Roda, en una concentración de moteros. Los protagonistas, una Vulcan 900 (o una Honda Shadow o dios sabe que moto es) y un buen patanegra. Con ustedes, la moto con jamonero.

Un grandísimo invento que seguro que agradecen los compañeros de viaje. A ver si le puedo hacer algo así a mi bicicleta, pero en vez de con un jamón, con lonchas de pavo.

25 Comentarios

  1. eee…jamon? en NPC? que esta pasando al espíritu del bacon espiritu del bacon#1,#2,#3,#4,#5…etc este artículo que ha aparecido en NPC está en contra de las normas del baconcommunity y por ende debe estar proibido su publicación

  2. @Jujitsu-Man:
    esa es la actitud.
    el tocino o «bacon» es infinitamente menos que un buen jamon crudo.
    es como comparar la crema de maní con el dulce de leche

    p.d.: la pagina principal no me esta funcionando

  3. Por mi propia salud yo no comería de un jamón enfundado en cuero y puesto cerca de una fuente de calor.

  4. No, a mí lo que me mola eh er’mecanihmo… Er’mecanihmooo, el mecanihmo… El mecanihmo se sale… Er’mecanismo es…

    Quizás quiso decir: El mecanismo

  5. @pepilindo: A mí tampoco me funciona la página principal de NPC desde hace unos días. Yo entro en NPC desde iGoogle.

    Me encanta esta moto. No hay nada más práctivo para viajar. Bueno, sí, un coche-cama.

  6. Como decían los de Mägo de Oz:

    «No tengo fronteras,
    mi casa es mi nevera,
    mi himno un rock’n’roll

    Tengo bragas por bandera
    y por casa tus caderas,
    cuando el sol se pone, yo también

    Mi moto es mi uniforme (…)
    La carretera es nuestro hogar…»

  7. Voy a contar una anécdota acerca de este movimiento o modo de vida «moderno»:

    Hace años trabajaba de instalador de antenas de TV., e íbamos mi compañero y yo de casa en casa instalando o reparando este tipo de servicios. Tocábamos todos los palos en cuanto a niveles de vida de los clientes. Un día llegamos a una casa situada en la más sibarita, cara, exclusiva, vigilada y distinguida zona de la ciudad (bueno, una de ellas), y aparte de pu*earnos mucho por lo enorme de la casa, lo raro de la instalación requerida, y sobre todo, lo exigentes, tocapelotas y vanidosos de los dueños, los vecinos y el portero (teníamos que acceder por el montacargas de servicio y entrar por la puerta de la cocina), tuvimos nuestros más y nuestros menos con los dueños. Pero en fin. Gajes del oficio. Aguantando todo lo que hay que aguantar de este tipo de personajes, poniendo nuestra paciencia al límite («ay, no, así no lo quiero, lo quiero así», «oigan, esto no funciona-todavía no hemos terminado», «oh, no pueden dejar esto así-pues ¿cómo quiere que lo hagamos, sin otra alternativa?» «¿esto no se ve?-eso no entra en el paquete-pues no lo quiero (cuando ya estábamos casi terminando)», etc. etc.), finalizamos y nos largamos de allí a toda leche, asqueados, nerviosos, impacientes y con una mala baba increíble. Al día siguiente ya ni nos acordábamos.

    Pues bien, imaginad mi sorpresa cuando un domingo por la mañana, meses después, me encontré al dueño de dicha «casa» con una Harley, en plan denim&leather total, y en compañía de otros de la misma «catadura» entrando en un bar en el centro de la ciudad, y disponiéndose a un desayuno para un largo viaje en grupo. Por supuesto, él no me reconoció ni yo me dí a conocer (nos encontramos de casualidad, ni tengo moto ni quiero pertenecer a esa tribu), pero la anécdota se me quedó grabada.

    Así que… «Angeles del Infierno», UNA P**A M**RDA, snobs exclusivistas de nuevo cuño. Os habéis convertido en aquello que detestaban profundamente vuestros fundadores. «Entre mi moto y yo…», ¡JA! ¡metédesela por el tubo de escape con el motor encendido, así le haréis un favor a la humanidad y a vosotros mismos!

  8. Después de admirar la inventiva hispánica para llevar el jamon donde haga falta, le he preguntado a mi marido por el modelo de moto, y me ha confirmado que es una Harley, eso sí, del modelo, ni idea…

  9. por los Santos Motoratones. que nunca se les habia ocurrido antes, jamon y motos!

    vaya que si hemos sido tontos! bastante clara la combinacion!

  10. Hay dios, jamon serrano.
    Como se me antoja eso. Con eso que cuesta como 12 dolares por seis pedacitos aqui.. ya quisiera.

  11. Bengatio vamo’ a patentarlo!! vamo’ a patentarlo!!, muy ingenioso el tipo, eso es inventiva y bricolaje y todo lo demás son m*erdas. ^_^

  12. @Arturo Espada: ¿Y qué diablos te esperabas? No son precisamente currantes los que van en Harley…

  13. […] la que el jamón nos duró lo que duró la jornada: almuerzo+comida+merienda… Véase también Moto patanegra, y no porque sea una Harley, Lonchas de jamón individuales, Cortador para bocadilleros simétricos Visto en Directo al […]

Comments are closed.