Ya habíamos visto algún que otro disfraz de iPhone para Halloween, pero de bajo coste. El que veremos ahora, es para los más ricos del lugar, ya que cada disfraz te costará unos 2.000 euros (más o menos).

El gasto del disfraz es ese debido que lo que portan son dos pantallas planas de 42 pulgadas, alimentadas por una batería de coche. A las pantallas, le conectan sendos iPhones y muestran en éstas todo lo que ocurre en esos iPhones. Y listo. Ya tienes tu disfraz de iPhone listo para salir de fiesta y que algún cafre te joda la pantalla en la discoteca.

Lo que no entiendo es porqué los chavales ponen esas caras y bailan como si tuvieran problemas de escozor en las axilas.

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan