Y ahora, un semáforo que te incita a bailar

Esperar no es una actividad sino todo lo contrario, así que el aburrimiento es inherente a ella. Esperar en un semáforo es todavía peor porque te sorprendes mirando con odio a un conjunto de luces rojas que forman una inocente figura que no tiene culpa de nada, pero igualmente es objeto de tu ira.

Ahora bien, ¿y si esa figura te incitara a bailar? ¿Haría la espera más amena? ¿Seguirías los pasos que marca? ¿Le echarías monedas? Pues los tipos de Smart (sí, los de los cochecicos) creen que es una buena idea. Así que instalaron una cabina cerca de uno de estos semáforos y grabaron los bailes de voluntarios mientras el muñequito rojo los reproducía en la pequeña pantalla del semáforo.

El resultado podréis verlo en el vídeo. Yo creo que fue un éxito y, desde luego, tienen mi apoyo si pretenden instalarlo en las calles.

Visto en The Presurfer

    

Semáforo Lego funcional

Todos pasamos por una época en la que compartimos piso. Esa época tiene una curva de aprendizaje más o menos rápida dependiendo de la cantidad de mobiliario urbano que se acumule en la casa. Lo normal es tener algún sofá rescatado de la calle, uno o dos conos señalizadores y el extintor de los domingos, que nadie recuerda cómo ha llegado hasta allí o si es diferente al del domingo anterior.

Hay una fase extrema en la que, no se sabe muy bien cómo, un semáforo acaba en el salón. Ese semáforo no funciona, claro, y hay que introducirle bombillas y trabajarlo un poco para que dé ambiente. Pero gracias a Baron von Brunk este trabajo se puede sustituir por uno más arduo aunque más gratificante: fabricar un semáforo Lego funcional. Se pueden encontrar las instrucciones en la página del proyecto en Instructables.

Aviso que no es fácil y que no tiene el encanto de despertar y encontrar algo en tu salón que no sabes de dónde ha salido. Sacrificamos el efecto sorpresa por el efecto trabajo en equipo, que también es satisfactorio y une a los integrantes. Probablemente los una tanto que acaben borrachos buscando un semáforo de verdad para tener la pareja, pero eso ya es cosa de los sábados.

Visto en Gizmodiva

    

Streetpong: otra forma de esperar al semáforo

Esperar a que el semáforo se ponga en verde es uno de esos momentos incómodos en los que, realmente, no hay tiempo para hacer nada. Si miras la hora en el teléfono, lo harás rápido y la olvidarás al instante; si empiezas a liarte un cigarrillo no te dará tiempo; si escribes un SMS tendrás que terminarlo cruzando y si intentas cortejar a la que tienes al lado sólo podrás averiguar que te rechaza pero nunca sabrás por qué.

Así que en Hildesheim, Alemania, un estudiante de HAWK ha decidido dar un empujoncito a las relaciones de la gente mientras pierden ese valioso tiempo esperando. El Streetpong permite echar una partida rápida al clásico arcade contra otra persona que esté esperando en el semáforo opuesto. Una vez el semáforo haya cambiado, la partida acaba y te cruzarás con tu oponente, lo que puede dar lugar a comentarios jocosos o a escenas de violencia inusitada, según la capacidad para saber perder de cada uno.

Aquí tenéis un vídeo de muestra. No es real, sólo una simulación de lo que podría ser el Streetpong en la realidad. Lo digo para que no lo uséis como excusa para planear el viaje de bodas.

Relacionado, para pong-adictos: Vinilos de pared Pong

Visto en MAKE

    

Cuenta atrás en los semáforos en rojo

eko02

Un buen conductor, pero uno de los buenos, ante un semáforo en rojo, siempre mira al muñeco verde de los peatones. Así se sabe exactamente cuando se pondrá en rojo y, por consiguiente, en verde para él. Eso es lo que yo hago y siempre soy el más rápido y guay de la parrilla. Pero eso ya no es necesario en el caso de que el diseño de Damjan Stanković tenga éxito.

Se trata de un semáforo con la peculiaridad de disponer de un contador en la luz roja, que indica cuanto tiempo queda hasta que se ponga en verde. Su idea no es tan macarra como al final haríamos todos (en plan carreras), sino que es para que sepamos cuanto tiempo nos queda en rojo, para no ponernos nerviosos y poder apagar el motor para evitar la emisión de gases.

Aunque yo sigo pensando que, si esta idea se llevase a cabo, terminaríamos todos compitiendo al ponerse en verde, a lo Fernando Alonso en las salidas.

    

Muro virtual, el semáforo del futuro

virtual_wall.jpg

El Virtual Wall, un diseño de Hangyoung Lee, propone una forma curiosa de aumentar la eficacia de los tradicionales semáforos.

virtual_wall2.jpg

El sistema genera una "pared virtual" semitransparente que muestra figuras animadas de personas caminando, haciedo más evidente que no se debe pasar por ahí. Es original pero creo que poco efectivo; seguro que en pocos dias los automovilistas se saltarán a la torera el falso murito. El siguiente paso ha de ser, y eso sí que funcionaría, que los rayos láser que dibujan la imagen fueran un poco más "agresivos", y chamuscaran los laterales del coche que lo atraviese. Ah, y por supuesto, que pueda detectar si el vehículo es una motocicleta y, en ese caso, que no chamusque tanto, o que le tire un chorro de agua extraída de la alcantarilla, por ejemplo.

Véase también Silla NYC Walk/Don’t Walk, ¿GPS? Tengo algo mejor…
Gracias a Jokinsu
semaforo | wall | virtual | muro | pared | multa | rojo

    

 

 

 

 



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal