Sudadera con capucha hinchable, para dormir en cualquier sitio

capucha-inchable-2

sudadera-capucha-inflable

Si eres aficionado a echar cabezaditas en cualquier lugar y las sudaderas con capucha son parte de tu indumentaria habitual, puede que te interese la Hypnos. Una sudadera que incorpora un sencillo y práctico sistema para convertir su capucha en un confortable cojín, simplemente hinchándola como si fuera un flotador.

capucha-hinchable-2

Las siestas, a partir de ahora, adquirirán una interesante nueva dimensión.


Visto en BoredPanda

    

Jabba el Hutt inflable, a tamaño real

jabba-hinchable

Jabba el Hutt tiene muchos defectos, eso es indiscutible. Estamos ante uno de los villanos más despreciables de la Galaxia: mafioso, cruel, sádico, feo, gordo, apestoso, alcohólico, drogadicto, believer, no hace running y es consumidor obsesivo de todo tipo de reality shows. En fin, un ser absolutamente despreciable.

Pero, como suele suceder con los villanos más perversos, tiene algo que nos atrae. Algo que nos gusta. No sabemos qué es, pero sí sabemos que esta reproducción hinchable de Jabba, a tamaño real, nos encanta.

Idealmente está pensada para dar prestancia a nuestro jardín, pero en caso de no disponer de ese espacio, cualquier rincón de nuestro apartamento será un lugar ideal para que nos haga compañía.

Ahora solo faltará que te hagas con el bikini de la princesa Leia para hacerte una bonita foto encadenado a él.

jabba-inchable-2
Visto en Laughing Squid

    

Por fin: una bañera portátil hinchable

Bañera portátil

No nos bañamos más porque la bañera está situada en la bañera. O sea, está mal situada. Si estuviera en otro sitio tendría más encanto. En lo alto de una montaña, por ejemplo. O en una azotea. O en un andamio (digo lugares con altura porque bañarse es para gente con clase. Lo de la ducha es de pobres a no ser que te duches con traje y que puedas contratar a un tipo que te espere fuera de la ducha con otro traje planchado y limpio. El tipo se debe llamar Alfred y las madres no cuentan).

Esta hermosa bañera hinchable hace que bañarse se convierta en una actividad de campo. Algo que hacer los domingos entre los algarrobos. Llegar, hinchar la bañera, llenarla de agua, mirar al horizonte, disfrutar de la naturaleza y luego pasar completamente de ella al conectar el portátil a un árbol (¿no dicen los naturistas que la savia tiene muchas propiedades? Pues a ver si tiene wifi).

La queréis. Lo sé. Y el hecho de que la chica de la fotografía se bañe vestida hace que lo queráis todavía más. Pues venga, 200 euros y es vuestra. Mandad postales de la ruta que hagáis, anda.

Visto en Geekologie

    

Bar de piscina hinchable

bar-piscina-hinchable

bar-piscina-hinchable-2

Si tienes una piscina, pero no tienes una piscina con bar a ras de agua, podemos decir que estás en condiciones de ser un tipo afortunado. No eres un tipo afortunado aún, ojo, pero puedes llegar a serlo.

Porque tener una piscina sin más está bien, pero no deja de ser algo más o menos habitual, casi te diría que es algo vulgar. Pero si tienes una piscina con bar a ras de agua ya estamos hablando de otro nivel en la escala de molabilidad de tu persona.

La posesión de una piscina con bar a ras de agua te otorga automáticamente la capacidad de provocar en tu vecindario admiración, odio y envidia a partes iguales. Eso en el caso de que se trate de una piscina con bar a ras de agua fabricada con ladrillos, palmeras y materiales duraderos.

En caso del Tiki Bar hinchable, además, provoca el buen rollo y la diversión extrema entre todos tus invitados, incluidos los vecinos.

Visto en TheGreenHead

    

Tobogán inflable para niños, para adultos y para piratas

Hay que reconocer que el creador de este tobogán inflable ha estado inspirado a la hora de diseñar esta atracción de feria. Consigue atraer la atención de los niños, como es natural, pero también la de los piratas y la de los adultos en general (al menos, la de los adultos con un poquito de mirada sucia).

Seguro que más de un padre no puede resistir la tentación de "pasar por el tubo" para apreciar los detalles del montaje.

Visto en Fusion-freak

    
 1 2 3 4 ... 8 Siguiente

 

 

 

 



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal