Inevitable: Robocup [a la venta en QueLoVendan]

Sí, es la Robocup: está entre nosotros, podemos ser felices, la vida es buena, confeti, orgías, oh dios mío es tu padre, dónde están mis calzoncillos y todo eso, pero a mí lo de beber de una taza que es la cara de alguien me desconcierta porque asumo que estoy sorbiendo sus pensamientos. Y, seamos sinceros, si en tu cabeza sólo hay café significa que tus pensamientos son diuréticos, así que no nos vamos a llevar bien.

También es extraño lo del asa. Es obvio que una taza debe tener un asa, pero cuando es una cara pasa a ser una oreja o un bocadillo de pensamiento. La oreja viene bien porque si es una cara le vas a hablar en algún momento y estaría bien que te escuchara porque si un objeto inerte pasa de ti estamos ante una crisis nerviosa; ahora bien, si es un bocadillo de pensamiento hay cosas ocultas que no te está diciendo. Uno puede esperar traiciones de cualquiera y desde cualquier ángulo, pero la taza de café debe ser confiable, segura, el pilar sobre el que construir el templo del día.

Vamos, que me da cosica.

Comprar en QueLoVendan.com

Una silla-taza para removerse inquieto

Vivir dentro de una taza es un sueño normalmente atribuido a las bolsitas de té que, sin embargo, puede extenderse al ser humano si nos hacemos con una silla-taza como la que podéis ver en la imagen.

Hay una frase muy usada en novelas policíacas que dice algo así como "se removió incómodo en la silla". Esa frase puede adquirir otro carácter si la aplicamos a la silla-taza. El resultado podría ser "se removió en la silla, se echó una cucharada de azúcar y se bebió. Se notó amargo, pero cuando quiso echarse otra cucharada era demasiado tarde".

Aunque, claro, hay que tener en cuenta que adquirir mobiliario para hacer chistes malos sólo nos garantiza que las visitas a casa se limitarán a una primera vez y que además serán visitas muy cortas. A partir de entonces tendremos que usar la silla-taza para colocar las tazas de café y hablar con ellas, lo que es a la vez triste, tierno y poético. Como la filmografía de Van Damme.

Visto en Boing Boing

Las manos calientes con Toasty Mug

Cuando hace frío la relación entre una taza caliente y un ser humano se vuelve más íntima, sobre todo si ese ser humano moquea, tiene síntomas gripales y delirios febriles protagonizados por Lara Croft y un ambientador de coco.

Pero no hace falta estar enfermo: una buena forma de medir el frío es mirar a aquellos que nos acompañen a la mesa y medir la distancia que los separa de su taza de café; si la tienen pegada al pecho, bien abrazada, estaremos en lo más crudo del invierno. Si, en cambio, las tazas están sobre la mesa, los tipos llevan bermudas y la conversación gira alrededor del sobrecalentamiento de los smartphones seguramente habrá llegado ya el verano (sólo se quejan de los móviles cuando los muslos se les derriten y muestran el hueso).

Aunque estas técnicas no tienen un margen de error muy amplio, otra forma de saber en qué estación estamos es preguntar. Pero ojo: conlleva el riesgo de ser engañado, que hay mucha gente sin escrúpulos por ahí. Usad varias fuentes de información para contrastar puntos en común.

A lo que vamos: esa gente a la que la circulación sanguínea no le llega a las manos en invierno tiene en la ToastyMug una verdadera amiga. Su forma de guante hace que el calor impregne las manos y nos haga suspirar dos veces: una por el líquido caliente y otra por las manos. Esto supone que ganamos dos puntos de placer automáticos en nuestro perfil y estaremos a sólo uno de bombear sangre hacia las zonas bajas del cuerpo. Así da gusto.

Visto en Incredible Things

Taza Ninja con katana-cuchara y shuriken-posavasos

taza ninja samuraiLa Taza Ninja es tan silenciosa y mortífera que apenas sabrás que la estás usando. Es muy probable que cuando termines el café y mires la taza no esté allí y escuches a alguien cortando el viento por los tejados.

O quizás cuando abandones la casa se deje caer del techo y haga sus fechorías confundiéndose con el resto de vajilla sucia mientras, bueno, corta el viento otra vez (los ninjas es que son muy de ponerse su propia banda sonora. Por eso llevan máscara).

Para cometer todos sus ardides la taza ninja dispone de herramientas indispensables: un shuriken-posavasos y una katana-cuchara que se enfunda en la parte de atrás de su máscara (que ayuda a que la bebida conserve su temperatura). Que sí: que lo ideal sería que cada vez que dejas la taza en el shuriken éste suelta una bomba de humo, la taza desaparece, suena una risa maléfica y te desaparece un calcetín. Todavía no hemos llegado a ese punto, pero estamos en ello.

taza ninja

Tienda QueLoVendan, regalos originales

Tazas para regazo y muslos

La mayoría de hogares tienen mesas donde colocar el café o el té mientras se tienen conversaciones de una relevancia directamente proporcional a la cantidad de contertulios y la asiduidad con la que éstos escupan al suelo. La existencia de dicha mesa no entraña necesariamente la cantidad de asientos disponibles y es posible que tengamos que sostener nuestra bebida durante horas haciendo acopio de todas nuestras fuerzas.

Gracias a las tazas para regazo y muslos nuestros brazos pueden descansar un rato y, en caso de que haga frío, siempre está bien tener un café calentito en el regazo. Por sólo 15 euros pueden ser nuestras y darnos una excusa perfecta para no comprar una mesa nueva. Podemos incluso ir más allá y convencer a los invitados de que en oriente es una costumbre milenaria que además mejora la circulación, endurece los glúteos y muchos monjes lo hacen y viven más de 100 años y todavía sufren erecciones aunque no las usen más que para presumir ante otros ancianos sin erecciones pero con dientes (está comprobado que cualquier tontería que uno diga es más creíble si se afirma que es milenaria, oriental y te hace vivir más tiempo. A la gente la encanta).

Visto en Gizmodiva

 1 2 3 4 ...15 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan




 
Regalos originales Da de la Madre
El Domingo 4 de Mayo es su día.      Haz caso a tu Madre (clic aquí)
Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}