Macetas Robot, de escritorio

Macetas robot Planterbot

A algunos urbanitas cuya jornada laboral trancurre dentro de un cubículo delante de un ordenador, sin vistas, les gusta decorar su entorno con pequeñas plantitas a las que cuidadan con devoción. Son compañeros de escritorio mucho más tranquilos y agradecidos que los humanos con los que se relacionan en el día a día.

Ahora, con las pequeñas Macetas PlanterBot, además pueden causar envidia cochina entre sus colegas. Tienen el cuerpo como el de un clásico robot maléfico llegado desde el espacio exterior, y cómo sea su cabeza ya depende del gusto de su propietario. Evidentemente, un cactus queda muy bien, pero seguro que algunas composiciones con florecitas también pueden ser divertidas.

Tienda QueLoVendan.com

La rebelión de las máquinas: una Roomba intenta absorber a su dueña

Parece que poco a poco los planes de Skynet se van revelando de forma sutil, comenzando por situaciones cotidianas en las que nadie se fija pero que nos aportan señales a aquellos que sabemos verlas.

La situación más reciente nos muestra una mujer de Corea del Sur que se hallaba en plena siesta, retozando en el suelo como un ángel que retoza en el suelo. Mientras dormía había dejado su aspiradora robótica Roomba limpiando la casa, creyendo que el despertar le traería una casa brillante y una Roomba esperándola y moviendo la cola. Error: la Roomba aprovechó ese momento de confianza para pasar al ataque y empezar a "comerse" a su dueña por el pelo.

El ataque despertó a la durmiente, que se vio en la obligación de llamar a los bomberos para que apartaran a la diabólica bestia de ella. Uno podría argumentar que un buen puñado de pelos en el suelo es algo muy tentador para una Roomba y que simplemente los confundió. Cada uno puede creer lo que quiera. Yo me inclino a pensar que los circuitos de la Roomba formaron la frase la próxima vez no tendrás tanta suerte, aunque no la pronunciaron por la falta de órganos comunicativos.

Visto en The Daily Dot gracias a Kevin Roose

Disfraz de ASIMO, el robot de Honda

ASIMO ha evolucionado mucho con los años, aunque nunca ha dejado de ser ese astronauta enano que se supone tiene que servir a la humanidad. La cuestión es que a día de hoy nadie lo metería en su casa por temor a que, bueno, realmente tenga un enano dentro.

Que sí, que a lo mejor luego resulta ser buena gente, pero los tópicos están muy arraigados y por lo general si un enano se te cuela en casa es para robarte al bebé o sacrificarlo a su amo. Es más, si es un enano tipificado como enano cabrón hará todo eso y además descargará el capítulo final de True Detective y le cambiará el nombre por "True Detective S01E01."

Pero la verdadera razón por la que ASIMO todavía no ha calado entre la gente es que es un robot. Y la gente que quiere ser servida precisa de un ser humano que le sirva para dejar clara la relación de poder; una parte de su sueldo va por los servicios ofrecidos y la otra por el hecho de existir, ya que el grado de poder de uno es directamente proporcional al grado de sumisión del otro. Por eso siempre está bien que los asistentes cabrones disfrazados de ASIMO sepan descargar series; es una virtud muy útil.

Visto en Book of Joe

El decepcionante robot camarero

Este es mi segundo día sin café. Ayer estuve agonizando, viendo bebés en el techo y esas cosas que pasan cuando uno se intenta desenganchar. Así que hoy tenía que hablar de café, era inevitable, aunque sólo fuera mi excusa para decir que lo estoy dejando.

Cuando he visto que un robot japonés hacía café se ha iluminado mi día. Es cosa de una compañía japonesa llamada Nextage y, la verdad, deja bastante que desear. Sé que es difícil hacer robots. O, bueno, en realidad no lo sé, sólo lo deduzco porque a mí me resulta difícil pegar un póster en alineación con la pared; lo de los robots debería ser más complicado o vivo totalmente engañado.

El caso es que el robot que hace café es un tanto desesperante. Milagroso, sí, como todos los robots, pero falto de ritmo. Además, no sé si dejaría que una camarera que no mascara chicle con la boca abierta me sirviera; me sentiría raro. Y probablemente tuviera que volver al café para compensar esa sensación (sí, estoy buscando excusas para volver).

Visto en Kotaku

Twerking robot: uno de los posibles futuros

He aquí un vídeo clip de Basement Jaxx en el que aparece bastante gente practicando algo llamado twerking, que parece ser es un baile basado en agitar el culo hasta que se descorche solo. Dicho vídeo clip tiene música muy a mi pesar. Lo importante, como siempre, es el mensaje:

En un futuro más o menos próximo la raza humana se ve enfrentada a su extinción porque ha dejado de bailar. Según una lógica algo cuestionable, el baile hacía que la gente se amara, sin amor no hay pasión, sin pasión no hay sexo y sin sexo la reproducción se complica bastante. Para solucionar eso, dos científicos crean el Tw3rking robot, que consiste en un par de piernas bailongas con un culo generoso y un único objetivo: calentar el ambiente.

Por supuesto, el Tw3rking robot se vende a nivel mundial, la gente baila, se enamora, se reproduce y el mundo se salva. ¿Dónde colocan al Tw3rking robot? Donde antes estaba el acuario, supongo. Porque me parece que es el único elemento del hogar sustituible por un culo. Y, claro, por poco que te guste lo artificial, si tienes en tu casa un culo moviéndose a velocidad de vértigo durante las veinticuatro horas del día, el palotismo es inevitable.

Visto en Incredible Things

 1 2 3 4 ... 20 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}