Este es Peanut, el perro más feo de 2014

Supongo que no os sorprenderéis si digo que Peanut, el perro que corona el texto, ostenta el título de Perro Más Feo de 2014 otorgado por la Sonoma Marin Fair. Los motivos de su fealdad son, por supuesto, funestos: Peanut fue víctima del fuego y de diferentes abusos cuando todavía era un cachorro. Sus competidores tampoco han tenido una existencia cómoda (uno de ellos, sin ir más lejos, no tiene nariz).

La frivolidad inherente a los concursos de este tipo está equilibrada en esta ocasión por Holly Chandler, "dueño" de Peanut, que participó con la intención de difundir la historia de Peanut y concienciar a la gente acerca del abuso animal. También donará la dotación del premio a combatir esa lacra.

Visto en Laughing Squid

Culturilla NPC: El Hada de las Cacas no existe

Esto puede ser un poco chocante para muchas personas, pero tenemos la convicción de que es algo que todo el mundo debe saber: En contra de la creencia popular, las cacas de perro no son recogidas mágicamente por la famosa Hada de las Cacas.

El Hada de las Cacas no existe, es una leyenda, un cuento sin fundamento. Las cacas de perro quedan ahí hasta que se descomponen orgánicamente, siendo durante ese proceso un foco de enfermedades para quienes entran en contacto con ellas (especialmente, los niños).

En un parque de Chicago han tenido la idea de colocar unos carteles explicativos para concienciar a la población. Esperemos que aquí tomen alguna iniciativa similar.

Visto en BitsAndPieces

Chubasquero canino con capucha ajustable

La tensión se dispara en el hogar cuando la mascota decide salir bajo la lluvia. A su vuelta se encuentra a todos sus dueños toalla en mano preparados para la caza. Es en ese momento cuando lanza uno de los ataques más temibles del mundo animal, un combo con un radio de acción de tres metros del cual es muy difícil salir bien parado.

Ese ataque se basa en el estremecimiento de todo su cuerpo, secándolo al instante y lanzando gotas de agua a su alrededor a una velocidad cercana a la del sonido (a la del sonido de las palabras que emiten las víctimas del ataque, que normalmente es tatequietojoputa). Los que han sido testigos y han podido vivir para contarlo aseguran que lo peor no es el ataque en sí, sino la cara del perro al usarlo: una mezcla de placer y odio hacia todo ser vivo.

El Chubasquero Canino con Capucha puede reducir la frecuencia de esos ataques, ya que cubre buena parte del can. La capucha se puede ajustar según el volumen de lluvia (a veces es mejor que le caigan unas gotas sólo para ver la cara que pone). Eso sí: de la venganza no se libra nadie y con que le toquen un par de gotas, sabemos que en cualquier momento puede lanzar el combo y acabar con nuestras miserables vidas. O por lo menos con la moqueta.

Visto en Book of Joe

Máscaras de unicornio para perros

Pues esto es lo que hace Hiroko en sus ratos libres: máscaras de unicornio para perros. Pero no son sólo máscaras transformadoras, ojo, también tienen la capacidad de dignificar al portador. Es decir, que la cara del perro muestra un orgullo de unicornio, se cree que es uno, y eso viene muy bien para las entrevistas de trabajo y, sobre todo, a la hora de buscar una pareja para aparearse y mostrar el pedigrí de cada uno.

Es posible que el otro perro tenga un árbol genealógico de razas puras y que un antepasado fuera acariciado por el mismísimo Marco Polo, pero la cara de un perro con máscara de unicornio tiene algo especial, algo que dice "nena, lo vas a flipar." Y frente a eso no hay documento que valga.

Véase también Carne de Unicornio en lata
Visto en Neatorama

Actualizado, gracias a MartaMateos
No es lo mismo, pero relacionado...

NoMoreWoof, un traductor para perros

La gente tras el proyecto NoMorewoof proclama haber encontrado una base para traducir los pensamientos caninos al lenguaje humano. Mediante el uso de lectores de encefalogramas y altavoces uno podrá, en el futuro, escuchar a su perro decir "ya te ha dicho que no. Cuelga y lánzame la pelota, copón."

Hasta entonces lo que ofrece NoMoreWoof es un traductor en varios idiomas que distingue entre el cansancio, el hambre y la curiosidad. No sé exactamente cómo será, pero si cada vez que un perro siente curiosidad el altavoz dice "uy, ¿esto qué es?" me parece que el invento no va a durar mucho tiempo encendido. En cualquier caso, estamos ante un estado previo al prototipo, así que lo interesante vendrá cuando esta gente consiga llevar las investigaciones algo más lejos.

Visto en Engadget

 1 2 3 4 ...20 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}