Visita nuestra tienda de cacharrería erótica original
No Puedo Creer... Que Lo Vendan... X



 

 

Solo en Japón: Paraguas-falda de escolar, con braguitas

paraguas-falda-bragas

paraguas-falda-bragas-2

Como es habitual en estos casos, aceptamos todos los calificativos que queráis otorgar a la última tontada para adultos que nos llega desde el lejano oriente: Vergonzoso, humillante, ajqueroso... lo que queráis. Nosotros simplemente lo calificamos de divertido y genial.

Estos paraguas simulan lo que sería el interior de la falda del uniforme escolar de una jovencita nipona, pasada por el tamiz de los dibujos anime. Disponible en diversos modelos. Extrañamente, aunque sin duda existe, no encontramos la versión "hard core" (sin bragas, you know).

paraguas-falda-bragas-3
Visto en BoredPanda

    

Paraguas con Bluetooth integrado, para que no te lo olvides

Davek Alert Umbrella es el nombre de un proyecto cuyo objetivo principal es evitar que vuelvas a perder el paraguas. Esto es posible gracias a un chip de proximidad que contiene en su mango, y que envía un aviso a tu smartphone en cuanto te alejas unos metros de él.

Una funcionalidad interesante, pero sin duda mejorable. Esperemos que en próximas versiones planteen la posibilidad de que el mismo paraguas consulte la predicción meteorológica a través del smartphone y te avise, antes de salir de casa, de la necesidad de que lo cojas o no.

Eso sí que sería práctico y un buen ejemplo de eso que está tan de moda ahora y que llaman "el internet de las cosas".

Visto en LikeCool

    

Raro: el paraguas invisible

Air Umbrella es un dispositivo que expulsa aire a su alrededor e impide que la lluvia lo atraviese, formando una especie de cortina sobre el usuario y caras de desconcierto entre los transeúntes. Por la descripción del producto en su perfil de Kickstarter parece que dura como mucho 30 minutos, transcurridos los cuales uno pasa a ser un energúmeno mojado con una especie de linterna apuntando al cielo.

He de reconocer que llama mucho mi atención; es muy de ciencia-ficción. Además, te evitas las luchas contra el viento, que siempre han sido algo muy ridículo porque son un ejercicio de mimo llevado a la realidad. Lo malo: que por muy potente que sea el flujo de aire, la sensación de tener algo físico que te separe de la lluvia es insustituible, así que siempre te vas a sentir más desprotegido. No sé, es algo raro pero me atrae de forma irremediable. Si lo viese en un chino lo compraría inmediatamente, eso está claro.

Visto en Like Cool

    

El Vegetabrella es mejor paraguas que una lechuga, así que está bien hecho

Vegetabrella es un paraguas con forma y espíritu de lechuga gigante. La razón es clara como el agua: los paraguas son muy tentadores para los amigos de lo ajeno; las lechugas gigantes no.

Las lechugas, en general, no son el objetivo de ladrones debido, mayormente, a su nulo contenido en cobre y a su incapacidad para conectarse a una red wifi.

Los paraguas también carecen de ambas propiedades, pero tienen un valor intrínseco como repelentes de la lluvia, lo que podría entorpecer las labores de captura del susodicho cobre. Así que pueden ser robados para ser utilizados como herramientas para robar algo mayor. O para guarecerse de la lluvia, según las ambiciones de cada uno.

Dicho esto, y valorando las cosas en su justa medida, un paraguas con forma de lechuga tiene muchas posibilidades de entrar en el ranking de Cosas que Molan por Sí Mismas, ya que posee las dos características más apreciadas de la molonidad: la primera es carecer de justificación para existir; la segunda, existir.

Visto en Inventor Spot

    

Flexiber: paraguas con mango flexible que soluciona muchos más problemas de lo que crees

Vale: nadie aquí va a negar que los paraguas compactos tienen la capacidad innata de molar por aquello de pulsar un botón, extenderse, abrirse y ser lo más parecido a un mecha que jamás va a estar en nuestras manos.

Por otra parte, los paraguas que no son compactos (o sea, los incómodos) tienen como defensores a la gente con estilo (sic) y a los amantes de los bastones, que son bastantes más de los que creemos porque un bastón es símbolo de sabiduría (exceptuando las situaciones en las que esté lloviendo a raudales y te empeñes en usar tu paraguas como bastón, en las que sería discutible tu uso de la sabiduría).

Es en el segundo tipo en el que se han centrado los diseñadores Liang-Hock Poh y Ming-Hung Lin. Lo que han aportado es sencillo: un mango flexible. Lo sé: puede parecer una innovación un tanto rara porque hoy por hoy todo lo que no sea innovar incorporando un bluetooth es raro. Sin embargo, la cantidad de usos y soluciones que aporte Flexiber, que así se llama el paraguas resultante, es inmensa, como podéis ver en los ejemplos de las fotografías. ¿Tenía que ser verde? Pues sí. Verde y sin bluetooth. Hay gente que simplemente le gusta llevar la contraria.

Visto en Oh Gizmo!

    
 1 2 3 4 ... 9 Siguiente

 

 

 

 

 

Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}