Un preso usa su llamada para pedir 5 pizzas a nombre del policía que lo arrestó

El pasado martes, en Kentucky, un tipo llamado Michael Harp fue arrestado por robar cerveza de una tienda por valor de 36 dólares. Esto ya había sucedido con anterioridad, así que arrestarlo fue más un aviso que otra cosa.

Una vez en la comisaría, Harp solicitó hacer una llamada desde su móvil a un familiar, petición a la que los agentes accedieron sin el menor atisbo de duda. Pero el bueno de Michael utilizó esa llamada para pedir cinco pizzas de Domino's Pizza a nombre del agente Coy Wilson, el tipo que le había arrestado.

Cuando las pizzas llegaron los agentes, por supuesto, montaron en cólera. Ahora Michael Harp se enfrenta no sólo a la acusación de robo sino también a la de usurpación de identidad.

Lo que no ha trascendido es qué fue de las pizzas. Algo que resulta tremendamente sospechoso.

Visto en Neatorama

Un tipo incendia su casa intentando matar a una araña

Se ha escrito un nuevo capítulo en la historia de la inutilidad humana.

El pasado martes por la noche, un tipo detectó la presencia de una araña en una de las habitaciones de su hogar. Tras lo que yo creo que fue un momento épico en el que hombre y araña se miraron, el tipo hizo un listado rápido de las posibilidades que tenía contra ella y qué armas le servirían para combatir el mal que amenazaba su bienestar. Eran muchas las posibilidades y muchas las armas. Pero, por extraño que parezca, decidió combatirla usando pintura en spray y un mechero.

Sí, pintura en spray y un mechero. Contra una araña.

Minutos después, la casa estaba en llamas y el tipo y su esposa salían de la casa en pijama. Los daños en la casa (que era de alquiler) han sido valorados en unos 50.000 euros. Según el jefe de bomberos es bastante seguro que la araña falleciera en el incendio. Nadie ha visto el cadáver, claro. Así que no hay razón por la que no esté planeando su venganza en este mismo instante.

Visto en The Huffington Post

Otra vez tú, Japón: un altar para erradicar las hemorroides

En la prefectura de Tochigi, Japón, tienen una forma cuanto menos curiosa de combatir las hemorroides. Sabiendo lo que sabemos sobre ellos, podrían perfectamente fabricar un culo gigante que arrasara ciudades mientras se purifica el ano con vapores y recibe manguerazos de bomberos desnudos. Pero no: esto es serio (más o menos).

El ritual para erradicar las hemorroides pasa por apaciguar a los kami (una especie de espíritus) mediante ofrendas y cánticos. Las ofrendas suelen ser huevos y, de hecho, uno tiene que frotar de forma simbólica su trasero contra la escultura de un huevo.

Si bien no es ancestral, este rito se hizo durante mucho tiempo hasta 1988. Por aquel entonces el proceso era algo diferente y los enfermos tenían que lavar sus culos en el río. En la versión actual, que tiene un par de años, se ha añadido la escultura del huevo y se ha anulado la parte del río, que era bastante incómoda.

Visto en Kotaku

Este es Peanut, el perro más feo de 2014

Supongo que no os sorprenderéis si digo que Peanut, el perro que corona el texto, ostenta el título de Perro Más Feo de 2014 otorgado por la Sonoma Marin Fair. Los motivos de su fealdad son, por supuesto, funestos: Peanut fue víctima del fuego y de diferentes abusos cuando todavía era un cachorro. Sus competidores tampoco han tenido una existencia cómoda (uno de ellos, sin ir más lejos, no tiene nariz).

La frivolidad inherente a los concursos de este tipo está equilibrada en esta ocasión por Holly Chandler, "dueño" de Peanut, que participó con la intención de difundir la historia de Peanut y concienciar a la gente acerca del abuso animal. También donará la dotación del premio a combatir esa lacra.

Visto en Laughing Squid

Un tipo queda atrapado en una vagina gigante

El Instituto de Microbiología y Virología de la clínica universitaria de Tubinga, Alemania, presume desde hace 13 años de tener una escultura de Fernando de la Jara que representa una vagina de mármol gigante.

El pasado viernes un estudiante de intercambio estadounidense se acercó a ella con curiosidad y, queriendo hacer la gracia, se introdujo en ella.

Como no podía ser de otra forma, quedó atrapado y los bomberos de Tubinga recibieron un mensaje cuanto menos curioso: persona aprisionada en una vulva de piedra.

Veintidós bomberos acudieron al lugar para hacer de matronas. El parto no tuvo mayor complicación. El estudiante renació sano y salvo; la vagina, valorada en 120.000 euros, tampoco sufrió percance alguno. Eso sí: para ser una vagina tan cara tiene unos hijos un poco obtusos, la verdad.

Visto en WTF Microsiervos

 1 2 3 4 ...19 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}