Lámparas ambientales para niños que tienen clara su función


Localizar y destruir: ese es el mantra que se repite sin cesar todo un rango de edad del ser humano. Es terrible, lo sé, pero por lo menos los que acceden a ese rango abandonan el mantra "destruir y sonreír", algo bastante más doloroso porque te impide reaccionar.

Nuestra colección de lámparas ambientales 3D representan una acción futura del niño en cuestión; el uso que hagamos de esa representación depende de cada uno. Ya que está claro que un niño aficionado al fútbol va a acabar estrellando un balón en algún sitio, lo mejor es plantarle el balón estrellado en la habitación, acusarle de precrimen y soltarle una prebronca. Así nos aseguramos de que no nos pille por sorpresa.

De igual forma la Lámpara Ambiental 3D con Pelotas de Tenis nos da la autoridad suficiente como para perseguir al futuro criminal raqueta en mano, que es una imagen paternofilial no muy idílica en el momento, vale, pero en fotografías y con el tiempo se convierte en algo muy nostálgico. Y te da derecho a perseguir a tu hijo de 42 años sonda en mano, que también es de agradecer.


Los amantes del baloncesto tienen también una lámpara para ellos y los niños precoces de vocación macarra que ya han conseguido arrancar el coche de sus padres tienen tres modelos de prebroncas listos para salir en cualquier momento. Que no se diga que no os lo advertimos.

Comprar lamparas ambientales originales"

Avances tecnológicos: arrancando dientes mediante un quadricóptero

Una vez más, nos encontramos ante avances tecnológicos que generan nuevas costumbres en la sociedad y cambian las relaciones entre los seres humanos. El contenido a comunicar es el mismo, pero la forma en la que se hace cambia y, de alguna forma, influye sobre el contenido y lo distorsiona.

Este ejemplo muestra a un padre de la subraza Padres Que Disfrutan Puteando A Sus Hijos Y Grabándolos enseñando a su hijo el ritual de arrancarse un diente. El hijo, a su vez, es afiliado al grupo Niños Zumbaos Que Disfrutan Siendo Puteados Por Sus Padres Y Que Deberían Ser Encerrados Hasta Los Veinticinco Por Si Acaso; junto a ellos podemos ver el elemento tecnológico que cambiará para siempre sus vidas: un quadricóptero más o menos bonito con una función más o menos cruel.

Visto en Geeks are Sexy

Hey, padres, tomad nota: cómo transformar a tu hijo en un superhéroe

Antes de decir nada, y para abrir boca, os sugiero fervientemente que veáis el siguiente vídeo:

El tipo que ha hecho ese vídeo responde al nombre de Daniel Hashimoto y es animador en Dreamworks. Para practicar su habilidad toma a su hijo como ejemplo y le otorga superpoderes al azar. También hay que dar cierto mérito a la criatura, James, que parece estar dotado de una capacidad innata para destruir todo aquello a lo que se acerca, con o sin edición posterior.


SEGUIR LEYENDO

Red de lectura: a leer y a volar, niños

La Red de Lectura es un proyecto de los españoles Play Office, un estudio de ideas centrado en crear lugares donde los niños (y sus padres, y todo el que pase por ahí) puedan aprender jugando. La red crea un nivel aéreo donde los niños pueden dejar que su imaginación vuele junto a su cuerpo, y esa sensación de ingravidez ayuda.

Pero ojo, padres, que os veo venir: esto no significa que a la hora de ayudar al vástago a estudiar lo colguéis del techo como un jamón. Eso es algo espeluznante que no os querréis encontrar cuando volváis a casa a las tantas de la madrugada, descalzos e intentando no hacer ruido. La idea no es esa: la interacción de los niños será la que desate la imaginación con la ayuda de los libros (y con la del tipo que les toque vigilarlos, ese pobre diablo).

Visto en Boing Boing

Eco-Dough: a comer plastilina, niños

La plastilina comestible no es algo realmente nuevo. Realmente el concepto debió surgir la tercera vez que le dieron plastilina a un niño y vieron que, efectivamente, se la comía. E intentaba destruirla de todas las formas posibles, tal y como estipulan los cánones de la niñez.

Pero Eco-Dough es algo ligeramente diferente: es plastilina comestible, sí, pero además es nutritiva. Lleva trazos de coco, zanahoria y otros alimentos que difícilmente ingerirá el niño por voluntad propia (y recordemos que su voluntad es inapelable gracias al poder de los berreos y los sobornos pucheriles). Existe una versión sin gluten, lo que está muy bien. Lo que no existe es una versión que asegure que la plastilina no acabará decorando toda la casa en un orden proporcional a los arranques de furia de la bestia; en alguna casa puede quedar bien, pero los trazos expresionistas no son del gusto común.

Visto en Inventor Spot

 1 2 3 4 ...22 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}