Creando monstruos con el Trepador de Padres

La hiperactividad de los niños se puede combatir de diversas formas. Normalmente agotarlos hasta la extenuación es el método más habitual, aunque si hablamos en términos de eficiencia el rito más usado es encadenarlos en lo alto de un campanario, esperar a que se nuble el cielo y suplicar a Nyarlathotep que se los lleve al más insondable de los abismos cósmicos donde no hay tiempo, sólo caos, sufrimiento y novelas del oeste. Eso los mantiene entretenidos hasta 15 minutos después de haber sido liberados sin resultado alguno; después empezarán a correr de nuevo, gritar y vomitarse entre ellos de forma saludable.

Atsushi Shiraishi es uno de esos padres pacientes a los que no les importa nada de lo que he dicho y quieren a sus hijos sobre todo lo demás. Yo tampoco lo entiendo. El caso es que para mantener a su hija ocupada y al mismo tiempo obligarla a que se ejercite, ha diseñado el Trepador de Padres, una especie de gimnasio para vástagos que se basa en la energía del padre, a su vez sostenida por el ánimo implacable que da el no querer quedar como un viejo destrozado delante de tu retoño.

El Trepador de Padres requiere sacrificio, sí, y un gran contacto padre-hijo que es más que recomendable ya que esas criaturas compensarán todas sus diabluras en un futuro cercano, cuando tengan que cambiarte la sonda y soportar tus todo esto antes era campo y estoy seguro de que es algo que necesitas saber. Así que ya sabéis: afianzad la relación, os conviene. Para todo lo demás, Nyarlathotep.

Visto en Spoon & Tamago

Tobogán inflable para niños, para adultos y para piratas

Hay que reconocer que el creador de este tobogán inflable ha estado inspirado a la hora de diseñar esta atracción de feria. Consigue atraer la atención de los niños, como es natural, pero también la de los piratas y la de los adultos en general (al menos, la de los adultos con un poquito de mirada sucia).

Seguro que más de un padre no puede resistir la tentación de "pasar por el tubo" para apreciar los detalles del montaje.

Visto en Fusion-freak

Convierte cascos craneales para bebés en obras de arte

Algunos niños pequeños necesitan llevar unos cascos especiales para proteger o corregir ciertos aspectos de su estructura craneal. Normalmente son blancos, aburridos y estéticamente vulgares (los cascos, no los bebés).

Pero los pinceles de la artista Paula Strawn los convierte en algo especial y divertido.

A los niños les gustan y a nosotros también.


SEGUIR LEYENDO

Set de comida cerdo

set comida cerditoHay muchas formas de conseguir que un niño coma. La mayoría de ellas descienden de la rama de la amenaza, la tortura y la muerte por inanición, pero hay padres que realmente trabajan en ello.

El set de comida cerdo hace que comer suponga un juego para el niño, pero además juega con su psique y la vuelve en su contra. Los últimos experimentos de deconstrucciones infantiles demuestran que un niño es 70% de agua, 24% de envidia y 6% de maldad pura. El set comida de cerdo explota la zona de la envidia estableciendo un mensaje claro en la mente del niño: hey, ese cerdo tiene la boca llena y tú no; haz algo al respecto.

Todas las pruebas que se han hecho hasta ahora (en circuito cerrado y con la protección estipulada por la ley de seguridad) han demostrado que el niño se abalanza sobre el plato como si no hubiera un mañana. En casos extremos el niño ha terminado comiéndose el cerdo entero, pero nunca antes de terminarse el plato.

Por supuesto, ser repetitivos es una estrategia pésima. Por eso al set de comida cerdo hay que añadir el set de comida panda y el set de comida tigre. Multiplicar los enemigos hace que aumente la velocidad de respuesta del vástago y su nivel de persecución paranoica, rasgo indispensable para la nutrición ya que el sujeto asume que una mayor cantidad de energía le hará escapar más fácilmente. Por eso precisamente un buen progenitor siempre controla la alimentación de su hijo.

Plato y mantel oso panda

Comprar en QueLoVendan

Peluquería especializada en niños que se portan mal

¿Tu niño tiene un comportamiento indebido? ¿Has probado todo tipo de castigos legales, alegales e incluso claramente ilegales para que cambie su actitud y has fracasado?

Rusty Fred, un barbero de Atlanta, está ofreciendo una fórmula infalible para corregir a los niños díscolos: castigarles cortándoles el pelo para que parezcan un viejo medio calvo.

Una solución ideal que esperemos adapten rápidamente los peluqueros españoles.

Visto en imgur

 1 2 3 4 ...26 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}