Álbum de fotos egoísta

Este es un álbum de Selfies, Autofotos o Cosas de borrachos pendencieros. Da igual el nombre que usemos; sabemos de lo que se trata: un libro entero dedicado a nuestra cara y exactamente desde el mismo ángulo.

Los cambios de una fotografía a otra son, sin embargo, notorios: morritos o no morritos, susto o no susto, media sonrisa o sonrisa mellada, ojos abiertos o posesión infernal, vómito propio o vómito de otro, lengua limpia fuera, brillo de calva o brillo de gomina, lengua de mascar tabaco fuera y consciente o inconsciente (estas son las mejores porque el tipo roza el coma etílico, pero así y todo la mano se mueve sola y se saca la foto; creo que es cosa de vudú).

Y que no os quepa la menor duda: el álbum de selfies sigue siendo mejor y más representativo que el del día de la boda.

Visto en The Green Head

Moda de Alta Cobertura: vestido de móviles

Euh... vale, esto es difícil: Elie Tahari ha presentado su nueva colección de ropa para esta temporada en la New York Fashion Week. Yo no he podido ir por problemas en mi agenda y porque me reservo para la nueva colección de las tiendas de los chinos, que parece que vuelven las lentejuelas.

El caso es que Tahari sorprendió a todo el mundo con un vestido del que colgaban unos cuantos iPhones (dependiendo de la fuente, el número oscila entre 12 y 50). Parece que los teléfonos estaban a su vez grabando el evento desde el propio vestido, así que supongo que esto adquiere carácter de performance.

Pero lo que más llama mi atención no es el vestido en sí (que también) sino el móvil que hay justo atrás, colgado de un palet. La obsesión de Tahari por colgar móviles debe de rozar lo enfermizo. No sé si me he expresado bien, así que voy a repetirlo: el tipo ha colgado un móvil de un palet. Ese tipo vive entre nosotros, respira el mismo aire, come la misma comida y, lo peor, seguramente esté familiarizado con las virtudes del velcro. Y está libre. Lo aviso: es un peligro para la sociedad. Alguien debería hacer algo.

Visto en Technabob

Cargador portátil Tetra Brik

Mr. Boost es un simpático cargador portátil con forma de cartón de leche (o de zumo, por el color. O de leche podrida, también por el color). Lo mejor de él es que no hace falta usar el funesto abrefácil para que funcione: el puerto USB y la sonrisa de Mr. Boost se encargarán de todo.

Los anglosajones suelen utilizar la expresión running out of juice (quedarse sin zumo) cuando sus gadgets se empiezan a agotar.

De ahí que la existencia de Mr. Boost no sólo sea necesaria por su simpatía, sino también para hacer física una frase hecha y darle un mayor énfasis. Sólo espero que a nadie se le ocurra hacer física la expresión tirar la casa por la ventana.

Bien: he estado usando el adjetivo "simpático" todo el tiempo no sólo porque Mr. Boost dé muestras de simpatía sonriendo, sino también porque un cartón (de leche o de zumo o de lo que sea), en sí mismo, es simpático. Como muestra, un temazo:

Comprar en QueLoVendan"

Clicktorix, el vibrador controlado por tu smartphone

El Clicktorix es un vibrador diseñado por Emilio Alarcón que se controla mediante el móvil. Desde él se puede aumentar o disminuir la intensidad y recibir datos imprescindibles a tiempo real, como las pulsaciones por minuto, el tiempo estimado hasta llegar al orgasmo y la cantidad de calorías perdidas durante el proceso.

Cuesta algo más de 90 euros e incluye el propio vibrador, una especie de antena para motivarte y la aplicación que otorga la información clasificada. Estaría bien que dicha aplicación estuviera integrada con Twitter y otras redes sociales para transmitir los datos y hacer comparativas (esto es una idea que lanzo al azar y, tal y como van las cosas, calculo se integrará dentro de seis años y todo el mundo se preguntará de dónde vino semejante sugerencia. Pues sí, fui yo).

Visto en Design Taxi

Vigila las esquinas gracias a la Lente Espía

Alguien bien equipado llevaría siempre consigo un pequeño espejo con el que mirar tras las esquinas por si algún francotirador pretende acabar con él. La comprobación es sencilla: si en el espejo ves a un tipo encaramado a un balcón apuntando con un arma o alguien dispara contra el espejo, alguien está tras tus huesos; en caso negativo, nadie te persigue y puedes seguir tranquilo hasta la siguiente esquina (nota: hay gente bien equipada que también lleva consigo un pequeño espejo, pero lo hace por razones diferentes. Aunque también es perseguida).

Photojojo ha creado una lente con exactamente el mismo uso que dicho espejo, pero aplicado a la telefonía móvil. Es decir, que ahora, además de ver al tipo apuntando, puedes grabarlo mientras rezas para que no apriete el gatillo y acabe con tu única forma de contarle a alguien que te están persiguiendo.

La Smartphone Spy Lens cuesta cerca de 20 euros y se adhiere al móvil mediante imanes, así que es muy fácil de usar. Sólo hay que buscar oportunidades para usarla.

Visto en Design TAXI

 1 2 3 4 ...13 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}