Joyería para paladares exquisitos

Una vez más, Japón vuelve a sorprendernos. Una compañía llamada Hatanaka ha visto un nicho de mercado entre la gente que quiere vestirse con comida y que quiere hacerlo bien. Así que ha lanzado toda una línea de joyería y complementos con la comida como protagonista, y además haciendo que la comida fuera todo lo realista posible.

Ni que decir tiene que mi favorita es la diadema de espagueti porque huele a drama, huele a "mi mejor amiga se ha enterado de que me acosté con su esposo en la víspera de su boda aunque no sospecha que luego le di bombones de chocolate al Yorkshire porque es una criatura odiosa." La ropa cuenta historias.

En la página de Hatanaka podréis ver todo tipo de despropósitos: desde pendientes de plátano hasta diademas de gambas. Un variado y realista menú que colgarte en zonas de tu cuerpo sin que alguien pretenda lamerlas.

Visto en Laughing Squid

Braguitas pixeladas, palotismo asegurado

Podemos estar ante las mejores braguitas jamás concebidas por el ser humano, un momento histórico donde los haya. El mero hecho de hablar de ellas hace que mis dedos tiemblen de la emoción y mi mente divague y se pierda en dimensiones paralelas donde la gravedad es un hombre con bigote muy agradecido, que no te ata a la tierra y, es más, te empuja hacia el cielo y puedes volar entre nubes de braguitas pixeladas que te saludan, te preguntan qué tal te va y, lo más sorprendente, escuchan tu respuesta y parece importarles.

Pero hay que volver a la realidad: las braguitas pixeladas son obra de dos diseñadores portugueses en plena campaña de crowdfunding que hay que apoyar. Conste que no estoy dando opciones: el mundo necesita esto. Lo de la rueda estuvo bien por un tiempo y el fuego, bueno, es un invento que está ya muy quemado. Estamos ante un paso evolutivo muy importante y no podemos dejarlo atrás.

Visto en Incredible Things

Colección de lencería Guerrero Luna

Para los que no hayan visto el anime Guerrero Luna (Sailor Moon) estas piezas de lencería no serán más que trajes de Comunión picantes con lacitos. Para los que lo hayan visto… también, para qué nos vamos a engañar.

Están disponibles los personajes principales, esto es, Guerrero Luna, Júpiter, Venus, Marte y Mercurio, que fue uno de mis amores de adolescencia durante un corto lapso de tiempo (la sustituyó una grapadora Petrus 22/6 también azul que hacía muy bien su trabajo, algo que valoré por encima de su aspecto porque empezaba a madurar).

No recuerdo muy bien qué personajes se han dejado en el tintero, pero creo que había un tipo cargado de rosas y una máscara veneciana del que obviamente han prescindido por ser excesivamente hortera. Y eso que la serie ya tenía la dosis de azúcar muy alta.

Visto en Geeks are Sexy

Braguitas Pokémon

Que unas braguitas Pokémon son sugerentes es algo indudable. Que sean eficientes es otro cantar, sobre todo si la que las lleva se mete demasiado en el personaje. Es decir, está muy bien tener braguitas de Pikachu e incluso puede ser tentador que imite el tono de voz del sujeto en cuestión, pero si suelta descargas eléctricas cuando se emociona puede llegar a cortar el ambiente. Porque nos vendrá a la mente el consejo materno de "nene, deja de chupar enchufes que te vas a quedar idiota" seguido de "nene, deja de meter el tenedor en los enchufes que te vas a quedar idiota" y finalmente, en tu primera visita consciente al hospital, "nene, eres idiota". En serio, nunca os enamoréis de un enchufe; tiene beneficios y sí, vale, tiene agujeros. O sea, lo básico para establecer contacto, pero por lo general es una relación destructiva.

También están disponibles las braguitas de Charmander, Bulbasaur y Squirtle. Charmander vale, porque el fuego siempre está bien para el cigarrillo de después, pero yo jamás me lo haría con alguien con caparazón. Otra vez.

Visto en Fashionably Geek

El sujetador que tuitea cada vez que se desabrocha

Aunque pueda parecer una idea de un ex novio vengativo, el Tweeting Bra tiene la mejor de las intenciones. Su propósito es ayudar a combatir el cáncer de mama enviando un tuit cada vez que se desabrocha el sujetador para la inspección mensual, motivando así a las seguidoras a que hagan lo propio.

El mensaje viene escrito por defecto, pero supongo que en algún momento se podrá cambiar y hacer ese uso maligno del que hablaba al principio, no ya para sacar envidia (quitarse un sujetador no es sinónimo de práctica sexual) sino para que todos sepan que en ese momento tus pechos están siendo oxigenados. A más de uno le motivará tener el conocimiento de ese dato.

Visto en Geekologie

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}