Do skateboarding, not war

skate-soldaditos

Los clásicos soldaditos de plástico verde con los que jugaban los niños a mediados del siglo pasado, ahora son más políticamente correctos. Se llaman Toy Boarders, son igual de verdes y también de plástico, pero no disparan, no matan, no invaden ningún territorio.

skate-soldaditos-2

skate-soldaditos-3

Lo que hacen son ollies, nollies, flip tricks y pitejanders variados. Solo algún caso excepcionales se dejan los huevos en alguna barandilla, o los dientes en algún bordillo. Pero eso, a día de hoy, todavía es políticamente correcto.


Visto en LaughingSquid

    

Solución low-cost para tener al niño entretenido

como-tener-al-nino-entretenido

Cuando habíamos perdido toda esperanza de tener a los niños controlados sin la necesidad de ninguna pantalla audiovisual, viene alguien desde algún confín remoto del lejano oriente y nos sorprende.

Un sencillo tablero de madera con una serie de artilugios que, por arte de magia, mantienen la atención de los pequeños durante horas: bombillas LED que se encienden al tocarlas, cerrojos de distintas formas y tamaños, una pizarrita con letras imantadas, un teléfono de juguete, una calculadora, ruedecitas, llaveros y, brillante idea, un soporte para rollos de papel higiénico (con papel solo en las ocasiones especiales). Creo que no me dejo nada.

Si nos paramos a pensar, seguro que encontramos más cositas que puedan encajar ahí. Un trozo de papel de burbujas de plástico, por ejemplo.

Visto en imgur

    

Handicorn, el unicornio de mano [Actualizado: Ya a la venta]

[Actualizado] ¡Ya lo tenemos a la venta en nuestra tienda!

Hace un tiempo vi un anime en el que un tipo se enamoraba de su mano. O se enamoraba de una chica que luego pasaba a ser su mano. O, bueno, yo qué sé. Nunca profundizaron en las escenas íntimas ni en el efecto que puede tener sobre la cotidianidad el hecho de tener una persona por mano, así que no era gran cosa. Pero parece que la idea caló hondo y estuve un tiempo reflexionando acerca del tema; por suerte para todos olvidé cualquier conclusión que sacara en claro de esa época funesta.

Ver el unicornio de mano de Handicorn debería haber despertado esas pasiones ocultas y las ganas de tener a alguien en la mano, pero en realidad lo único que ha conseguido es que tenga ganas de tener un unicornio en la mano. Supongo que ese era su objetivo. En cualquier caso, aviso de que no es un juguete. Es decir, no es una marioneta con la que contar cuentos a tus hijos. En esa situación no tiene gracia; el unicornio de mano sólo sirve para llevarlo al trabajo y cabalgar por escritorios ajenos dejando huellas de purpurina sobre los informes clasificados. Y es una labor muy digna.

Consíguelo en nuestra tienda, ¡Nos gustan los Unicornios!

merchandising unicornios

    

Los soldaditos del yoga

soldados del yoga

Los soldaditos verdes protagonistas de tantas hazañas en nuestro jardín están algo cansados del militarismo recalcitrante al que los hemos relegado. Normal. Son muchos años de disciplina sin descanso y esta gente también necesita relajarse. Para mí eso es sinónimo de tirarme en el sofá y no levantarme hasta que haya una alfombra de Doritos bajo mis pies, pero esta gente no se puede estar quieta. Así que se han puesto a hacer yoga.

soldados del yoga 1

Que no os engañen: el yoga implica movimiento así que cuenta como deporte. Esa gente suda (me agobio sólo de pensarlo). En lugar de jubilar a los héroes y regalarles un paquete de pilas o un cartón de vino o las dos cosas si eres un tipo adinerado afincado en las altas esferas, los han puesto a hacer deporte. Después de toda una vida defendiendo el jardín. Es indignante, desde luego, y comprarlos fomenta su explotación. Lo dejo ahí.
SEGUIR LEYENDO

    

Máquina de regalos de feria con ganchos, ahora con humanos

maquina-ganchos-humana

Son desesperantes. Las máquinas con ganchos de las ferias son lo peor. A primera vista "parece" que será fácil conseguir un bonito juguete a cambio de una moneda, pero la realidad es que es prácticamente imposible que esos ganchos levanten absolutamente nada.

Ahora, por fin, los humanos podemos vencer a las máquinas, al menos a "esas" máquinas. Lo único que tenemos que conseguir (y parece fácil) es convencer a un niño de que se ponga un arnés y se deje transportar por el aire con la promesa de que podrá quedarse todas las golosinas y juguetes que pueda abarcar con sus brazos.

Yo lo haría.

Visto en Neatorama

    
 1 2 3 4 ... 15 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}