Visita nuestra tienda de cacharrería erótica original
No Puedo Creer... Que Lo Vendan... X



 

 

Estilizador de pechos “coge y arrastra”

Japón, una vez más.

Vamos a analizar el funcionamiento de este revolucionario estilizador de pechos nipón: se basa en el método intuitivo coge y arrastra que todos aprendemos desde nuestra más tierna infancia. A medida que nuestra edad avanza perdemos ese conocimiento por falta de práctica (coger y arrastrar pechos al azar está muy mal visto) y nos limitamos a admirar, pero el instinto está ahí, oculto bajo capas de frustración y moratones, algunos más traumáticos que otros.

Según Shindo, la empresa tras el estilizador de pechos, éstos están agarrados por ligamentos que, de no ser masajeados con cierto ímpetu, se relajan y dejan que la grasa se acumule tras los pechos provocando la sensación de flacidez y descolgamiento que tan bien conocemos y tan poco nos importa: una teta siempre será lo más hermoso de un hogar. Si no tenemos una Playstation, ojo; en ese caso deberán batirse en duelo.

Como siempre ocurre desde la revolución industrial, este aparato sustituye una labor asignada al ser humano y eso es indignante. Muy dura tiene que ser la imagen de llegar a casa y ver a tu pareja aplicándose el estilizador de pechos mientras tus manos se limitan a coger aire. No pocos hombres han abandonado su hogar por esa razón, llorando sin mirar atrás, corriendo hasta que la extenuación les ha llevado a dormir en un descampado para despertar bajo la lluvia, preguntándose qué han hecho mal mientras se retuercen en una ciénaga miserable. Y con mosquitos.

Visto en Geekologie

La curvatura del espacio-tiempo a la mesa

Los salvamanteles de A.P. Works están diseñados para controlar las conversaciones que se tienen a la mesa. Uno se lo piensa dos veces antes de hablar de sus problemas mundanos cuando se encuentra en una mesa que se repliega sobre sí misma y absorbe el espacio-tiempo recordándonos el vacío de la existencia.

Cualquier tema tratado en esa mesa sonará frívolo a no ser involucres al espacio-tiempo en él, lo que exigirá una explicación plausible y acorde a las circunstancias. En esta época del año el 92% de las conversaciones tienen como ingredientes un gorro de Santa Claus, una bata a cuadros, algunos hobbits y la masturbación (el sexo se retrasa hasta enero).

Ya es difícil elaborar un discurso con esos elementos si no se aúnan de forma elemental: alguien se masturba viendo hobbits con un gorro de Santa Claus y una bata a cuadros. Eso es muy difícil de defender; nadie se masturba en bata. Si hay que añadir una conexión con el universo y alguna referencia a Stephen Hawking decididamente la comida se va a enfriar. Nombrar a Stephen Hawking conlleva derivar la conversación hasta llegar a The Big Bang Theory (la serie) y las probabilidades de que la conversación se acabe y alguien pulse play son muy altas a partir de entonces. Y seguramente sea lo mejor que se puede hacer en estos casos.

Visto en Like Cool

Recorre Japón con un GPS para pedir matrimonio y ella dice sí. Así cualquiera

Yasushi Takahashi cumplió 31 años y ese mismo día hizo dos cosas importantes: dejar su trabajo y embarcarse en un viaje que le haría recorrer Japón durante seis meses. Eso ya es meritorio y es de suponer que Takahashi habrá aprendido mucho de un periplo así.

Pero había un propósito oculto en todo esto. Se hizo acompañar de un GPS y eligió sus destinos deliberadamente para proponer matrimonio a su pareja dibujando su propuesta por todo Japón. Dijo que sí, claro. Si me entero de que se niega hago una propuesta en Change.org para que la lancen al Monte del Destino.

Visto en Geekologie

Joyería para paladares exquisitos

Una vez más, Japón vuelve a sorprendernos. Una compañía llamada Hatanaka ha visto un nicho de mercado entre la gente que quiere vestirse con comida y que quiere hacerlo bien. Así que ha lanzado toda una línea de joyería y complementos con la comida como protagonista, y además haciendo que la comida fuera todo lo realista posible.

Ni que decir tiene que mi favorita es la diadema de espagueti porque huele a drama, huele a "mi mejor amiga se ha enterado de que me acosté con su esposo en la víspera de su boda aunque no sospecha que luego le di bombones de chocolate al Yorkshire porque es una criatura odiosa." La ropa cuenta historias.

En la página de Hatanaka podréis ver todo tipo de despropósitos: desde pendientes de plátano hasta diademas de gambas. Un variado y realista menú que colgarte en zonas de tu cuerpo sin que alguien pretenda lamerlas.

Visto en Laughing Squid

El cojín sushi lleva consigo la alegría. Y el arroz, claro

El cojín sushi presume de un funcionamiento sencillo y sin aspavientos: uno simplemente lo coloca en un sofá y de repente la casa se ve inundada por el optimismo y la alegría. Ese efecto aumenta cuando se apoya la cabeza en él, ya que produce sueños coloridos protagonizados por las chicas de Sailor Moon con las partes picantes pixeladas. O por lo menos eso es lo que yo sueño cuando me tumbo sobre un montón de arroz.

Y el cojín siempre sonríe. No importa lo que le hagas, el tipo mantiene la compostura, soporta las embestidas del destino (o sea, del perro) con la mayor de las sonrisas porque es un cojín profesional, preparado para superar cualquier eventualidad que pudiera surgir. Uno puede tener una casa completamente negra y al colocar el cojín sushi su actitud cambiará y pasará a ser una casa divertida y alegre. Un poco roñosa, sí, pero nadie se fijará hasta que se queden pegados en el sofá, y para aquel entonces ya se habrán divertido lo suficiente y habrás cumplido como anfitrión.

Véase: más cojines originales.
Visto en Oh Gizmo!

 1 2 3 4 ...16 Siguiente

 

 

 

Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}