Calcetines mininos para sillas

Calcetines silla 3

Calcetines silla 1Los calcetines mininos para sillas son, por supuesto, una idea de una empresa japonesa de nombre Tokyo Case. Y, como no podía ser de otra forma, son adorables.

Son una decisión estética que transforma a las sillas en seres que sienten frío porque tienen todo el día los pies en el suelo, motivo de resfriados, enfermedades derivadas y divorcios con ausencia de razones de peso. Añadiendo este complemento transformamos a las sillas, les damos un carácter (pasivo) y un motivo de queja (el frío); es decir, que las sillas podrían sumarse al grueso de la población mundial y nadie notaría la diferencia.

Hay múltiples modelos de calcetines entre los que elegir; podéis verlos en su página. De todas formas, hay algo que yo haría en caso de conseguir los calcetines, y es echar siempre polvos de talco en su interior antes de ponérselos. Pura deformación profesional.

Calcetines silla 2

Visto en Laughing Squid

Baños de ramen para rejuvenecer

Baños de ramen

¿Recordáis esa parte de la historia del ser humano en la que para rejuvenecer había que bañarse en sangre de virgen y cantar los grandes éxitos de los dioses oscuros? Bueno, pues se acabó. Sé que tenía encanto y lo de la sangre virgen suponía todo un desafío, pero, seamos honestos, la evolución depende por completo de la ley del mínimo esfuerzo y esos rituales eran un trabajo a jornada completa.

Nuestros amigos japoneses (¿quiénes si no?) llevan un tiempo aficionándose a los baños de ramen con propiedades rejuvenecedoras. Y parece que funciona porque es todo un furor. Es más, la niña con la gorra de baño que veis en la fotografía era una abogada de 42 años hace tan sólo una semana.

Baño ramen

Los baños son ofrecidos por el Yunessan Spa House de Hakone, en el sur de Japón. Si bien el ramen es sintético, el caldo de cerdo es completamente real y es el que se encarga de estirar la piel de los clientes y convertirlos en viejóvenes. Cuando salen de las sesiones hablan de Jesús Gil mientras tuitean su opinión del Apple Watch.

Visto en Luxury Launches

Método para aprender a usar palillos chinos

tatuaje-palillos

Aprender a comer con palillos chinos, japoneses, o de cualquier otra procedencia asiática, no es difícil.

Se trata de una cuestión de práctica y, principalmente, de memoria. La memoria es muy importante porque no debemos olvidar los pasos que hay que seguir, y el orden en que se han de dar.

Para tener siempre presente esas reglas, la mejor solución es tatuárselas, como podemos ver en las fotos, para recordar fácilmente el procedimiento cada vez que nos sentemos delante de un plato de sushi.

Aunque hay gente que se lo tatúa en cualquier parte del cuerpo, es recomendable hacerlo en un antebrazo.

Una vez realizado el tatuaje, ya puedes hacerte con unos palillos adecuados, como estos con forma de Katana, y con un prático Bazooka para hacer sushi.

Two girls one bug: japonesas compitiendo por tragarse una cucaracha

Supongo que todos estáis más que avisados con el título del post, pero así y todo lo voy a explicar: sabemos que los shows japoneses tienen un elevado grado de... bueno, de juegos japoneses. No hay otra forma de explicarlo. Sin ir más lejos, hace poco veíamos el karaoke masturbador.

Así que ya os podéis hacer a la idea de lo que vais a ver. Hay un tubo, dos chicas y una cucaracha. Con esos ingredientes, esta joya:

Visto en The Huffington Post

Aprende la danza del vientre de forma sencilla (y ridícula, para qué engañarnos)

La danza del vientre me provoca sentimientos enfrentados: cuando veo a una mujer que la hace bien no sé si aplaudir o limitarme a admirar. Y, no sé, mirarle el estómago a alguien durante mucho tiempo me resulta violento; acabo viendo su interior, con los intestinos contoneándose y la comida a sin digerir echando vapores verdosos.

Ahora bien, si esa mujer no sabe hacer la danza del vientre y cree que sabe (requisito indispensable) me encanta. Debe de ser el baile más ridículo cuando no se sabe hacer. Y, entonces sí, aplaudo y animo para que no pare nunca.

El Labonetz Pelvic Rolling Tollne 8 es un artilugio diseñado para aprender los primeros pasos de la danza del vientre. Su funcionamiento es sencillo: se coloca sobre las rodillas y el mecanismo te obligará a moverte como si te estuvieras transformando en zombi. Eso hace que tus caderas se contoneen de forma ortopédica (o sensual, según lo desesperado que esté el público). Y así, poco a poco, aprenderás a marear el culo, que es lo que más nos gusta.

Visto en Coolest Gadgets

 1 2 3 4 ... 18 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}