Máscara de gato realista, terrorífica y, bueno, todo eso

Unir en un mismo elemento dos conceptos tan poderosos como gatos y japoneses puede hacer que internet reviente como una piñata, regando el jardín de píxeles y emoticonos. Pero hay que arriesgarse porque merece la pena.

Pongámonos en situación: la Japan School of Wool Art tiene un profesor llamado Housetu Sato. Sato encargó a sus alumnos un trabajo especial: una máscara de lana enorme y realista de un gato. No se saben las razones que le impulsaron a concebir semejante máquina de generar caricias, pero el resultado es desde luego más que satisfactorio.

La máscara es adorable y terrorífica al mismo tiempo; uno se iría a cenar con ella sabiendo que le obligará a pagar la cena y además le arruinará la vida. Es una especie de mujer fatal y felina que frecuenta ambientes sórdidos a lo Sin City, baila desnuda y se lima las uñas en sofás hechos con los huesos de los hombres que destripó. Apúntale con un láser y te escupirá en la cara.

Yo la veo así, aunque hay que reconocer que el gato no tiene cara de tener muchas luces, las cosas como son.

Una cosa más: no está a la venta ni tienen intención de fabricarlo en serie. Esto es uno de esos maravillosos objetos que sólo se pueden admirar y envidiar. Un objeto-putada. Malditos sean.

Visto en Laughing Squid

Electricidad estática y videos de gatitos, un hallazgo

Los expertos en hacer vídeos divertidos de gatitos para internet están de enhorabuena. Recientemente se ha descubierto que, con unos globos y electricidad estática, cualquier video de gatitos pasa a ser automáticamente un 14% más divertido; una cifra nada despreciable.

Así que, ya sabes, consigue globos, la mini-claqueta para gatos, y a seguir triunfando con tu canal de Youtube.

Visto en Neatorama

Gatos ante el hundimiento del Titanic

Este centro de juego felino rinde tributo a la versión histórica del Titanic, que muchos olvidaron por culpa de una historia de amor cinematográfica. Históricamente, el Titanic chocó contra un iceberg y, acto seguido, fue atacado por unos mininos gigantes que se dedicaron a acabar con todo potencial superviviente que supiera nadar y fuera inmune al frío. El suceso fue debidamente silenciado por las autoridades, claro, para no alarmar a una sociedad ya consternada y con gatos en cada hogar.

Hoy día podemos mirar atrás y no escandalizarnos ante la masacre. Sabemos que los gatos serían capaces de eso y mucho más. Se sabe que un guión alternativo de la película de Cameron mucho más fiel a la historia barajó la idea de que un gato le sacara las entrañas a Céline Dion y luego se lamiera la entrepierna, pero al final se descartó sin saber muy bien por qué.

En cualquier caso, puede ser vuestro por unos 1.800 euros. ¿Es recomendable comprar una tragedia y colocarla en el salón? Siempre. Porque de esa forma las tragedias propias pasarán a ser meros obstáculos.

Visto en Incredible Things

Melodías creadas por científicos para relajar a los gatos

Un equipo de científicos de las universidades de Wisconsin-Madison y Maryland liderados por Charles Snowdon han creado lo que podríamos llamar primeras canciones para gatos de la historia.

El objetivo de las melodías es calmar a los felinos, algo que no entiendo muy bien porque los gatos suelen estar calmados; el problema es que ven pasar una pelusa flotante y se vuelven locos.

En fin, no puedo decir si surten efecto. No tengo un gato a mano. Sí es cierto que a mí me relajan; el sonido del ronroneo es una especie de kryptonita que me anula como ente. Con un gato cerca y una bolsa de pipas entro en letargo.

Visto en Xataka gracias a gt7h1

El Batcomedero para gatos de alma torturada

Reconozco que soy más del Batman bailongo que del profundo, quizás porque me parece más representativo de la gente que me rodea (lo sé, eso dice más de mí que de ellos). En cualquier caso, supongo que todos estaréis conmigo en que, puestos a elegir, más vale un gato bailongo que uno profundo, así que el debate se ha acabado antes de comenzar.

El Batcomedero para gatos de alma torturada pertenece, por desgracia, al Batman profundo, y probablemente haga que tu gato se identifique con él y acabe tirado por los tejados, maullando a la luna y entrenándose para llevar a cabo una venganza que no comparte ni su mayordomo, que en este caso también es su dueño.

Si estuviéramos hablando del otro Batman, del bueno, el de los colores y los bailes, el gato seguiría siendo un rufián escupepelos pero por lo menos te echarías unas risas con él. Está claro que convivir es sinónimo de soportar; intentemos hacerlo más ameno. Acabemos con los profundos. Ninguna persona que se tome en serio es buena compañía.

Visto en Neatorama

 1 2 3 4 ...15 Siguiente

 

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}