Gatos ante el hundimiento del Titanic

Este centro de juego felino rinde tributo a la versión histórica del Titanic, que muchos olvidaron por culpa de una historia de amor cinematográfica. Históricamente, el Titanic chocó contra un iceberg y, acto seguido, fue atacado por unos mininos gigantes que se dedicaron a acabar con todo potencial superviviente que supiera nadar y fuera inmune al frío. El suceso fue debidamente silenciado por las autoridades, claro, para no alarmar a una sociedad ya consternada y con gatos en cada hogar.

Hoy día podemos mirar atrás y no escandalizarnos ante la masacre. Sabemos que los gatos serían capaces de eso y mucho más. Se sabe que un guión alternativo de la película de Cameron mucho más fiel a la historia barajó la idea de que un gato le sacara las entrañas a Céline Dion y luego se lamiera la entrepierna, pero al final se descartó sin saber muy bien por qué.

En cualquier caso, puede ser vuestro por unos 1.800 euros. ¿Es recomendable comprar una tragedia y colocarla en el salón? Siempre. Porque de esa forma las tragedias propias pasarán a ser meros obstáculos.

Visto en Incredible Things

Melodías creadas por científicos para relajar a los gatos

Un equipo de científicos de las universidades de Wisconsin-Madison y Maryland liderados por Charles Snowdon han creado lo que podríamos llamar primeras canciones para gatos de la historia.

El objetivo de las melodías es calmar a los felinos, algo que no entiendo muy bien porque los gatos suelen estar calmados; el problema es que ven pasar una pelusa flotante y se vuelven locos.

En fin, no puedo decir si surten efecto. No tengo un gato a mano. Sí es cierto que a mí me relajan; el sonido del ronroneo es una especie de kryptonita que me anula como ente. Con un gato cerca y una bolsa de pipas entro en letargo.

Visto en Xataka gracias a gt7h1

El Batcomedero para gatos de alma torturada

Reconozco que soy más del Batman bailongo que del profundo, quizás porque me parece más representativo de la gente que me rodea (lo sé, eso dice más de mí que de ellos). En cualquier caso, supongo que todos estaréis conmigo en que, puestos a elegir, más vale un gato bailongo que uno profundo, así que el debate se ha acabado antes de comenzar.

El Batcomedero para gatos de alma torturada pertenece, por desgracia, al Batman profundo, y probablemente haga que tu gato se identifique con él y acabe tirado por los tejados, maullando a la luna y entrenándose para llevar a cabo una venganza que no comparte ni su mayordomo, que en este caso también es su dueño.

Si estuviéramos hablando del otro Batman, del bueno, el de los colores y los bailes, el gato seguiría siendo un rufián escupepelos pero por lo menos te echarías unas risas con él. Está claro que convivir es sinónimo de soportar; intentemos hacerlo más ameno. Acabemos con los profundos. Ninguna persona que se tome en serio es buena compañía.

Visto en Neatorama

Minino Lodbrok, el gato vikingo

Que sí, que es adorable porque es un gato y alguien le ha hecho un casco vikingo de croché. Lo sé. Y toca decir "AWWWWW" y ponerse rojo de ternura. Hacedlo. Vamos, lo estáis deseando. No podéis evitarlo. La lucha socavará vuestro espíritu; simplemente dejaos llevar.

¿Ya? Bien, pues eso no es lo que quería decir. O no todo. Aunque era lo más importante, sin duda. En fin, allá va la revelación: el gato se parece mucho a Ragnar Lodbrok, el protagonista de Vikings. Se parece demasiado. O sea, es el equivalente felino del tipo de la sonrisa pendenciera (que ya le vale, toda una temporada pareciendo un rapero). Venga, pongo una foto a efectos comparativos, una de las pocas en las que el tipo no sonríe del todo.

Visto en Technabob

El gato-tiburón que galopaba una roomba se pasa a las alfombras mágicas

Imposible no recordar al gato disfrazado de tiburón galopando una roomba, ¿verdad? Bien, pues ha vuelto. Y esta vez se ha disfrazado de Yasmine y ha sustituido la roomba por una alfombra mágica. Lo que no ha cambiado es su cara, siempre lindando entre la comodidad y el hastío irrefrenable como si toda su vida fuera un domingo por la tarde.

Gastar más palabras es inútil: vais a ver el vídeo, vais a decir AWWWWWW, os vais a derretir y vais a olvidar todo cuanto escriba aquí. Os voy a dejar también una especie de recopilación (un Libro de Hazañas, más o menos) que incluye la canción del gato. Sí, tiene una canción. ¿Qué esperábais? Es un gato disfrazado de tiburón galopando una roomba; se merece un monumento y un puesto de director general de un banco.

Visto en Incredible Things

 1 2 3 4 ...15 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}