Minino Lodbrok, el gato vikingo

Que sí, que es adorable porque es un gato y alguien le ha hecho un casco vikingo de croché. Lo sé. Y toca decir "AWWWWW" y ponerse rojo de ternura. Hacedlo. Vamos, lo estáis deseando. No podéis evitarlo. La lucha socavará vuestro espíritu; simplemente dejaos llevar.

¿Ya? Bien, pues eso no es lo que quería decir. O no todo. Aunque era lo más importante, sin duda. En fin, allá va la revelación: el gato se parece mucho a Ragnar Lodbrok, el protagonista de Vikings. Se parece demasiado. O sea, es el equivalente felino del tipo de la sonrisa pendenciera (que ya le vale, toda una temporada pareciendo un rapero). Venga, pongo una foto a efectos comparativos, una de las pocas en las que el tipo no sonríe del todo.

Visto en Technabob

El gato-tiburón que galopaba una roomba se pasa a las alfombras mágicas

Imposible no recordar al gato disfrazado de tiburón galopando una roomba, ¿verdad? Bien, pues ha vuelto. Y esta vez se ha disfrazado de Yasmine y ha sustituido la roomba por una alfombra mágica. Lo que no ha cambiado es su cara, siempre lindando entre la comodidad y el hastío irrefrenable como si toda su vida fuera un domingo por la tarde.

Gastar más palabras es inútil: vais a ver el vídeo, vais a decir AWWWWWW, os vais a derretir y vais a olvidar todo cuanto escriba aquí. Os voy a dejar también una especie de recopilación (un Libro de Hazañas, más o menos) que incluye la canción del gato. Sí, tiene una canción. ¿Qué esperábais? Es un gato disfrazado de tiburón galopando una roomba; se merece un monumento y un puesto de director general de un banco.

Visto en Incredible Things

Puente casero para gatos que duermen al límite

CatastrophiCreations ha hecho una versión en miniatura del puente de cuerda de Indiana Jones y el Templo Maldito y la ha asociado a gatos. Resultado: un gran miau. Los mininos han encontrado otro lugar en el que repantigarse y demostrar su absoluta superioridad como raza.

Porque mientras un puente de cuerda y madera supone un desafío para el más valiente de los seres humanos, cualquier felino lo considerará una cama alta o una posición elevada desde la que atacar a su dueño cada vez que pase por abajo (es recomendable no colocar el puente sobre lugares de paso como la cocina o el aseo). Si lo que queremos es añadir algo de tensión y que el gato sufra igual que nosotros, podemos colocar un cubo de agua lleno de ovillos de lana justo debajo del puente; si cae no sabrá si huir del agua o quedarse desarrollando su obsesión lanuda; eso lo pondría en un aprieto.

Visto en Geekologie

Auriculares y altavoces, al estilo Cat Woman

Los Axent Wear Ear Headphones pueden utilizarse en modo privado (auriculares) y en modo público (altavoces). Eso ya es bastante novedoso en sí mismo, pero que tengan iluminación incorporada y los altavoces en forma de orejas de gato le otorgan un atractivo especial.

Y parece que la idea gusta; están buscando financiación en Indiegogo y a día de hoy han superado con creces el presupuesto necesario para ponerlos en producción. Ya os avisaremos si hay novedades y finalmente lo tenemos en QueLoVendan.com

Visto en LikeCool

Contra la censura en internet, rascadores de Putin y Kim Jong-un

The Pussycat Riot es un grupo de gatos unidos contra la censura en la red. Son rebeldes, revolucionarios y están dispuestos a todo con tal de conseguir su objetivo. Ya han lanzado su primer ataque en forma de rascadores con las caras de Vladimir Putin y Kim Jong-un. ¿Evitarán esos rascadores que ambos dejen de amordazar la red? Por supuesto.

El precio de cada rascador supera los 6.000 euros. Si se piensa, uno realmente está comprando un rascador y financiando al grupo, que además promete usar ese dinero con fines solidarios. Así que no es tan caro. Si se piensa un poco más, cualquiera puede imprimir una foto de Putin (a riesgo de que la impresora explote o se presente la KGB en casa) y pegársela a un rascador. Pero entonces no estaría apoyando a un grupo felino revolucionario.

Ahora bien, ¿cómo acabarán con la censura esos rascadores? Por presión existencial. Si tres millones de gatos se afilan las uñas al unísono con un rascador que lleve tu cara algo te ocurre. Seguro. Porque todo está conectado. Llámalo vudú, llámalo karma, llámalo Wifi: no importa. El caso es que funciona. Y el que no tenga gato ni uñas ni 6.000 euros, que sepa que es un vil reaccionario. Ahí queda.

Visto en Geekologie

 1 2 3 4 ...14 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}