Pendientes con forma de oreja, anillos con forma de dedo

pendientes-orejas

Tantos millones de años evolucionando como especie tienen su recompensa. Y nosotros tenemos la fortuna de pertenecer a esta última y definitiva generación.

Un ejemplo más, que nos llega de manos de la diseñadora berlinesa Nadja Buttendorf, son los pendientes con forma de oreja y los anillos con forma de dedo.

Si no estamos cerca del culmen de la humanidad, poco nos falta.

finger-ring
Visto en IncredibleThings

    

Pies y manos para dedos

pies-manos-para-dedos

No os vamos a engañar, los pies para dedos, aunque vayan acompañados de las manos para dedos, carecen de la magia irresistible del Unicornio para dedos. No hay magia ahí, pero en cambio, estas prótesis tienen el poder de convertir una de tus manos en una herramienta con funcionalidades muy útiles para el día a día. La otra mano podemos dejarla tal y como viene de serie, básicamente por si, en un momento dado, necesitamos sacar un moco de la nariz.

Chutar una mini pelota, pegar una mini patada, dar una mini bofetada o correr una mini maratón son solo tres ejemplos de su potencial, pero seguro que a ti se te ocurren muchos más.

manos-para-dedos

pies-para-dedos
Visto en LaughingSquid

    

Peineta, cuernos y… ¿Cómo llamamos a esto?

peineta-cuernos-y

Tener la mano llena de dedos es una ventaja evolutiva increíble. Los beneficios que produce a la especie humana esa peculiaridad son innumerables pero, si tuviéramos que escoger uno, sin duda, elegiríamos el poder insultar a nuestros congéneres sin tener que abrir la boca.

Hasta ahora, esos insultos se representaban gráficamente de dos formas: La Peineta y los Cuernos. La primera necesita solo uno de los dedos. La segunda se sirve de dos de ellos.

Hemos tenido que esperar a bien entrado el siglo XXI de nuestra era para poder disfrutar de un salto evolutivo bestial: la aparición de "[Ponga aquí el nombre]", el insulto final, el más poderoso, que se hace valer de tres dedos y dos manos para mostrarse en todo su esplendor.

Lo único que nos produce desasosiego es que haya tenido que venir una norteamericano a iluminarnos. Vergonzoso. Pero veamos el vídeo ilustrativo...


Visto en Likecool

    

Finger Cookies, cookies de dedo

Finger-Cookies

Los botes de Nutella (o Nocilla para los clásicos) ejercen sobre la mayoría de la población un efecto de atracción irresistible. Ignoramos cual es la receta secreta (sí, los componentes los tenemos grabados a fuego con la cancioncilla del anuncio: leche, cacao, avellanas y azúcar) pero está claro que hay "algo más". Tiene que tener algún componente adictivo que sin duda roza la ilegalidad.

La buena noticia: se va a acabar el hacer el guarro metiendo el dedo rechupado compulsivamente en el bote, o la cuchara los más finos. Estas Finger Cookies, o cookies de dedo, son una especie de dedales de un solo uso, de galleta, que convertirán nuestra adicción en una patología realmente incontrolable.

La mala noticia es que, de momento, solo es una idea del diseñador Paolo Ulian. Habrá que tener paciencia.

Visto en Likecool.com

    

Picaporte 2.1, ahora con huella dactilar

picaporte dactilar

Reconozco que lo de abrir puertas mediante las huellas dactilares es hermoso porque suena a ciencia ficción clásica y sí, también reconozco que es cómodo porque es difícil dejarte los dedos dentro de casa. A no ser que seas un mafioso y te mutiles y envíes los dedos en cajitas para mandarte un mensaje amenazador: "compra pan del bueno."

Por otra parte, si no hay llaves tampoco hay llaveros de la virgen del Rocío, de esos que les pasas el dedo con saliva y aparece una muchacha desnuda que casi seguro no es la virgen en cuestión (en serio, eso sí es un inventaco). Me refiero a que las huellas dactilares están bien y serán necesarias, pero no matemos a las llaves.

El picaporte Ola es tradicional en su aspecto y moderno en su concepción, con un lector de huellas digitales que te permite hacer el gesto de abrir e incluso pelearte con él si has llegado borracho a casa, que es gran parte del encanto de los picaportes.

Picaporte dactilar 1

Visto en Microsiervos

    
 1 2 3 4 ... 10 Siguiente

 

 

 

 




Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}