Palillos-katana con soporte ceremonial [Actualizado: nuevos modelos]

palillos_samurai_npc

[Actualizado] Elije los palillos-katana de tu samurái mítico preferido

Date Masamune (1567 – 1636) fue un samurái y daimyō japonés que vivió en el período Azuchi-Momoyama y comienzos del Edo. Heredero de una poderosa línea de daimyō de la Región Tohoku, fundó la ciudad de Sendai.

Maeda Keiji (1543 - 1612), cuyo nombre real era Toshimasu Maeda, fue un samurai japonés del período Sengoku a principios del periodo Edo.

Comprar en QueLoVendan

SEGUIR LEYENDO

    

Restaurante japonés sirve curry con sabor a mierda (ya estaban tardando)

Curry a la mierda

Dejad todo lo que estéis haciendo: han abierto un restaurante en Tokio que sirve curry con sabor a mierda. Aunque la verdadera noticia no es esa; lo relevante llegará cuando, dentro de un año, ese restaurante siga abierto y demuestre que había un nicho de mercado donde nadie se esperaba. Y a partir de ahí, el caos.

El restaurante en cuestión se llama Curry Shop Shimizu y, bueno, es de suponer que el propietario habrá experimentado diferentes sabores hasta dar con la receta. El aspecto del plato (servido en una especie de orinal) es el que se puede contemplar cuando se descome un domingo de resaca. Pero resaca en plan tengo que hablar a lo Hodor porque si pronuncio vomito el Jaggermeister.

Pues bien, esa resaca produce un tipo significativo de heces que son exactamente iguales a las del curry de Shimizu. Son mierdas de borrachos; llevan consigo toda la culpabilidad y la vergüenza y ni siquiera se dignan a solidificarse. Y ahora hay que pagar por comérselas. Me gusta el rumbo que está tomando la historia del ser humano.

Curry a la mierda 1

Visto en Geekologie

    

Saliva Scanner sabe si alguien ha escupido en tu comida

Los mejores restaurantes son aquellos que conocen las necesidades del cliente y actúan en consecuencia; no en vano tienen una hoja de reclamaciones a su disposición para que anoten en ella sus gustos y apetencias. Todos ellos forman a camareros capaces de transformar la supurante queja de un cliente en un hermoso escupitajo personalizado que hará las delicias de los más exigentes. Se preocupan por ellos.

Pero todo este trabajo se pierde en el anonimato, ya que parte de la magia de esos lugares es tener la duda de si has sido el afortunado al que han escupido en la comida. Sí, claro, frases como en la cárcel se come mejor, te tratan mejor y además te regalan tatuajes te hace ganar puntos, pero nunca puedes estar seguro.

Todo esto puede cambiar gracias a Saliva Scanner, un dispositivo que localiza los restos de saliva en la comida y te da argumentos para agradecer su labor a esos trabajadores que sólo desean que tengas lo que te mereces. Los creadores sólo necesitan un empujoncito de 85.000 dólares en Kickstarter para comercializarlo, un precio nimio comparado con la potencia del arma en cuestión.

Visto en The Über Review

    

El sugerente barco de sushi

Últimamente no hago más que hablar de sushi. Todo lo que veo a mi alrededor es sushi, veo a la gente envuelta en algas y una cantidad ingente de personas reunidas ya no es una multitud sino arroz. El universo me está mandando señales y yo estoy utilizando mi agilidad felina para regatearlos, y cuando digo "agilidad felina" referida a mi persona hablo de la parte de la agilidad que usan los gatos para tirarse en su camastro, evidentemente; de la otra no recibí nada.

A lo que vamos: ¿qué es esa masa de colores que se distingue en la fotografía? Un barco de sushi. Uno lo monta en casa cuando toque sushi y los niños se emocionarán al ver llegar una especie de vagones con salmón, tortilla y cosas que normalmente les harían gritar y abandonar su asiento, colarse en un tren hacia la frontera, superar la aduana metidos en una maleta, salir de ella en un barrio mal avenido de París, enfrentarse al frío, pelear contra galgos escuálidos por la comida encontrada en la basura, empezar a fumar con la sola intención de meter algo caliente en el cuerpo, contagiarse de tuberculosis por confundir el París actual con el de las películas, amenazar al cielo por intentar acabar con ellos y prometer que sobrevivirán sea como sea, colarse en otra maleta, cruzar la frontera de nuevo, volver a casa, señalar al plato y decir "¡¿pero esto qué puta mierda es?!"

Sé lo que estáis pensando: ¿sería lícito modificar el barco y sus agregados para poder usarlo en un Scalextric? Por supuesto.

Visto en Like Cool

    

Tarta de la Decepción (o de la Gloria, según gustos)

En las fotografías podéis ver el proceso de una Tarta de la Decepción. Su propósito es conseguir que todo el que la vea empiece a salivar, se le nuble la vista y obedezca todas las órdenes que se nos ocurran antes de darle su trozo correspondiente. Y en el momento en el que muerda ese trozo esa saliva acumulada dará la voz de alarma, hará todo el recorrido interno hasta los ojos y saldrá convertida en lágrimas (sí, el cuerpo humano funciona así; si se pueden reciclar sentimientos, ¿para qué inventar unos nuevos?).

Pero ojo, nos podemos encontrar con gente a la que la tarta de sandía les parezca una delicia. De hecho, es más que apetecible. Así que, volviendo al ejemplo anterior, es posible que esas lágrimas no sean de tristeza sino de alegría (otra vez reciclando sentimientos) y una jugada que queríamos que nos hiciera ver pérfidos y malvados nos transformará en unos tipos detallistas, amables, cariñosos y sorprendentes. O sea, un asco de personas.

Visto en Imgur

    
 1 2 3 4 ... 8 Siguiente

 

 




Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}