Un pimentero que provoca un apagón tecnológico a la hora de comer

pimentero hacker

El Dolmio Pepper Hacker es un pimentero que oculta un inhibidor de frecuencias encargado de devolver la hora de la comida a la hora de la comida. Durante 30 minutos los móviles, las tablets y la televisión dejarán de funcionar. Se acabó lo de sentarse a la mesa y comer sin mirar al plato ni al resto de comensales. Ahora hay que hablar con ellos. Hay que comunicarse. Lo sé, es un horror. Al fin y al cabo el ser humano está sobrevalorado.

Ha sido creado por la australiana Domio, una empresa de salsas con un departamento de publicidad muy efectivo que además ha realizado un vídeo de las reacciones familiares ante la pérdida tecnológica. Esto genera un debate acerca de cómo afecta la tecnología a la comunicación personal y la realidad cercana, pero como los debates se hacen durante las comidas y yo a esa hora tengo que hacer la misión diaria del Guild Wars 2 mi respuesta es sencilla y directa: hay que defender la granja de las incursiones de los centauros. Malditos centauros.

Visto en Yorokobu

Método para aprender a usar palillos chinos

tatuaje-palillos

Aprender a comer con palillos chinos, japoneses, o de cualquier otra procedencia asiática, no es difícil.

Se trata de una cuestión de práctica y, principalmente, de memoria. La memoria es muy importante porque no debemos olvidar los pasos que hay que seguir, y el orden en que se han de dar.

Para tener siempre presente esas reglas, la mejor solución es tatuárselas, como podemos ver en las fotos, para recordar fácilmente el procedimiento cada vez que nos sentemos delante de un plato de sushi.

Aunque hay gente que se lo tatúa en cualquier parte del cuerpo, es recomendable hacerlo en un antebrazo.

Una vez realizado el tatuaje, ya puedes hacerte con unos palillos adecuados, como estos con forma de Katana, y con un prático Bazooka para hacer sushi.

Platos con soporte para móvil. Que el bodegón salga bien bonito

En Tel Aviv hay un restaurante dedicado a ese enjambre de fotógrafos culinarios que han creado los móviles para horror de los fotógrafos de menús, unos clásicos que han desaparecido por culpa de la feroz competencia.

Estos creadores de bodegones que se multiplican todos los días con el objetivo de que todos nos pongamos un plato de berenjenas en el perfil de Facebook. Son defensores a ultranza del eres lo que comes, como si yo me comiera a tipos gordos, calvos y reprimidos todos los días. Lo peor es que son los mismos que después de las comilonas se enfundan su disfraz de runner y salen a las calles en defensa del mal gusto.

En fin, el restaurante se llama Bodega Catit y Carmel y tiene unos platos con un soporte para móviles. Ya que esos pobres tipos no pueden controlar sus impulsos, por lo menos que las fotografías salgan bien. El proyecto es obra de Foodography y en su página podéis ver más... euh... bodegones. Por si no tenéis nada que hacer.

Visto en Microsiervos

Set de sushi Enterprise

Una mesa en la que aterrice el set de sushi Enterprise ya no volverá a ser la misma. Cuando el capitán desenfunde los palos los comensales desenfundarán la envidia; el abrir la "cabeza" de la Enterprise y mostrar la salsa será un solo movimiento, un solo gesto que será suficiente para ganarse el odio eterno o el amor incondicional. Así que es una misión arriesgada. Habrá un antes y un después.

Es más, si alguien quiere competir contra eso tendrá que decir que está esperando mellizos o que ha comprado uno de los primeros billetes a la luna para él y su mujer y acto seguido se ha divorciado; sólo eso podría robar protagonismo, y así y todo la gente te vería comer y sufriría algún espasmo que otro.

Visto en Technabob

Set de comida cerdo

set comida cerditoHay muchas formas de conseguir que un niño coma. La mayoría de ellas descienden de la rama de la amenaza, la tortura y la muerte por inanición, pero hay padres que realmente trabajan en ello.

El set de comida cerdo hace que comer suponga un juego para el niño, pero además juega con su psique y la vuelve en su contra. Los últimos experimentos de deconstrucciones infantiles demuestran que un niño es 70% de agua, 24% de envidia y 6% de maldad pura. El set comida de cerdo explota la zona de la envidia estableciendo un mensaje claro en la mente del niño: hey, ese cerdo tiene la boca llena y tú no; haz algo al respecto.

Todas las pruebas que se han hecho hasta ahora (en circuito cerrado y con la protección estipulada por la ley de seguridad) han demostrado que el niño se abalanza sobre el plato como si no hubiera un mañana. En casos extremos el niño ha terminado comiéndose el cerdo entero, pero nunca antes de terminarse el plato.

Por supuesto, ser repetitivos es una estrategia pésima. Por eso al set de comida cerdo hay que añadir el set de comida panda y el set de comida tigre. Multiplicar los enemigos hace que aumente la velocidad de respuesta del vástago y su nivel de persecución paranoica, rasgo indispensable para la nutrición ya que el sujeto asume que una mayor cantidad de energía le hará escapar más fácilmente. Por eso precisamente un buen progenitor siempre controla la alimentación de su hijo.

Plato y mantel oso panda

Comprar en QueLoVendan

 1 2 3 4 ... 26 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}