Un coche de choque modificado para circular por la ciudad

Los coches de choque son un misterio en sí mismos: hacen uso del conductor agresivo que todos llevamos dentro pero lo hacen con niños, gente que todavía no sabe conducir y, por tanto, no ha desarrollado ese comportamiento. Este dato parece indicar que la agresividad al volante es una actitud que nos viene de serie: uno aprende a mamar y a insultar a sus congéneres al mismo tiempo, aunque no lo hace por limitaciones físicas evidentes.

Por supuesto, esa frustración se acumula durante años y de ahí que los coches de choque gocen de tanto éxito. Los niños lo aprovechan para desfogar ese comportamiento tanto tiempo reprimido; seguramente aprovechen para soltar algo del complejo de Edipo. Ya sabéis, para soltar lastre.

Hay muchas evidencias que indican que todo lo anterior es falso y está redactado por un tipo en un estado lamentable, ya que le están asfaltando la calle y tiene ganas de gritar y dormir al mismo tiempo, pero, en cualquier caso, estamos aquí para decir que el buen Tom Evans ha construido un coche de choque con todas las características necesarias y legales para ser conducido por la ciudad, desde retrovisores hasta intermitentes.

Esto abre múltiples interrogantes: ¿por qué lo ha hecho? ¿Va chocando a la gente como un loco? No, ¿verdad? Entonces, ¿qué sentido tiene construir un coche de choque pacifista? ¿No le quita todo sentido y lo convierte en un vehículo más? ¿Está frivolizando los coches de choque? ¿Cómo se atreve? ¿Cuánto tardan en asfaltar una calle? ¿Se les puede embestir con un coche de choque legal? ¿Te quitan puntos o tickets?

Visto en Microsiervos

Ambientador de macarrones con queso

Los coches no huelen a ambientador. No importa lo que cuelgues del retrovisor; al final el olor se mezcla con lo humano, el propio coche, el tabaco, las peripecias de los niños, el amigo que espera a que estrenes el ambientador para vomitar,... en fin, un desastre.

El Ambientador de macarrones con queso pretende que tu coche huela a, bueno, macarrones con queso. No sé si es el olor al que uno aspira en el mundo de la conducción, pero es definitivamente un olor apetecible. Quizás sea un poco denso y no indicado para viajes largos. Imagino que pasar tres horas encerrado con ese ambientazo tiene que dejar secuelas de por vida. Al salir del coche todo lugar debe ser pestilente y miserable a ojos de tu olfato (RAE alert! La expresión a ojos de tu olfato la acabo de acuñar y me siento muy orgulloso de ella, lo que dice mucho de mi inteligencia).

Visto en Oh Gizmo!

Batalla épica: un tipo vestido de Alto Elfo y bajo los efectos del LSD confunde a un coche con el Señor Oscuro y toma la ofensiva

Konrad Bass es un tipo valiente que no duda un segundo en combatir el mal bajo cualquier circunstancia. En esta ocasión, la circunstancia incluía un disfraz de elfo, un BMW y un poco de LSD.

Una conductora atravesaba una calle de Portland (Oregon) cuando se vio obligada a frenar porque lo que ella consideró un pirata le cortaba el paso. El pirata era, por supuesto, un Konrad Bass disfrazado de Alto Elfo y en plena alucinación tras consumir ácido.

Tras un par de bocinazos, Konrad tuvo la seguridad de que ese BMW era Morgoth (patrón, tutor o maestro de Sauron), así que desenvainó la espada y atacó al coche sabiendo que su cota de mallas y sus conocimientos mágicos le asegurarían la victoria.

En el interior del coche, la víctima del abordaje pirata llamó a la policía, que acudió al lugar y se encontró con la escena: un tipo a gritos atacando propinando mandobles a un coche parado en medio de la carretera, que le respondía con bocinazos.

El Alto Elfo no había tenido en cuenta que Morgoth no estaba solo y se vio superado por la fuerza del número (de otra forma habría ganado seguro; tenía a Morgoth contra las cuerdas). Ya en la comisaría y con el LSD fuera del cuerpo, Konrad contó su visión y no mostró mucho arrepentimiento. Quizás sabe algo que nosotros no sabemos (BMW financia las fuerzas del mal y fabrica orcos con lo que sobra de las piezas de recambio).

Visto en Nerd Approved

Una razón de peso por la que asegurar tu coche

Anadolu Sigorta es una compañía de seguros turca que ha encontrado una razón definitiva por la que uno tiene que asegurar el coche con ellos. No admite réplica y, de hecho, tienen tanta razón que me voy a comprar un coche sólo para asegurarlo con ellos.

En el vídeo podréis ver a esa razón en acción para convertir a un hombre sin fe que cree no necesitar los servicios de Anadolu Sigorta. La razón tiene nombre y apellidos: el nombre es Ryu. Los apellidos, Street Fighter II bonus stage.

Nota: prestad especial atención al escenario de fondo.

Visto en The Awesomer

Carma Sutra, el libro de posturas sexuales para llevar en la guantera

Carma Sutra es ante todo un libro de propuestas: el matrimonio formado por Alex Gaines y Esther Selsdon ha hecho un estudio profunda de la materia y ha llegado a la conclusión de que hay por lo menos 82 posturas sexuales que uno puede realizar en el interior de un coche. Y eso sin contar las que suponen un peligro para la salud, que triplicarían esa cifra.

En todas ellas se muestran los posibles peligros que acechan dentro del automóvil (la palanca de cambios, el volante, los pelos de perro) y cómo evitarlos. Algo realmente útil, ya que nos encontramos en un entorno hostil lleno de efusividad; fácilmente puede acabar en desastre.

A título personal diré que sobre todo hay que evitar silbar melodías pegadizas que puedan desconcentrar a la pareja; agitar banderitas tampoco contribuirá a crear ambiente, por más que las voces en tu cabeza digan lo contrario. Como última opción siempre está susurrar cosas al oído; si no se te ocurra nada no digas nada, sólo susurra: no te va a preguntar qué has dicho y, si lo hace, no digas lo primero que te venga a la cabeza; simplemente corre y no mires atrás.

Y esos son mis consejos en lo que a sexo automovilístico se refiere. Todos ellos me han funcionado (con "funcionado" me refiero a que sigo vivo, claro).

Visto en Incredible Things

 1 2 3 4 ...33 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}