Camiseta para idiotas que se creen muy listos

camiseta-cinturon-seguridad

Véase también:
Aquí no se aparca, imbécil
Si aparcas como un gilipollas, te puede pasar esto

Visto 9gag.com

    

Super Woman, en el mundo real

camiseta-Super-woman-s

Desengáñate, jamás verás por la calle a super-mujeres con super-poderes al estilo Marvel o DC Comics.

Lo más parecido que te puedes encontrar es a una muchacha que tenga el super-poder de que esta camiseta le quede bien. Y no está tan mal ¿no?

Visto en Likecool

    

Camiseta de Marty McFly

camiseta marty mcfly

Original y divertida, pero ojo, porque ponerte esta camiseta conlleva tener problemas con todos los que te llamen "gallina", o vengan a hacerte la broma de darte golpecitos en la cabeza preguntando ¿Hay alguien ahí? Piensa, McFly, piensa...

Si no te atreves, lo mejor será que te quedes en casa jugando con este cochecito y bebiendo Cola-Cao en esta taza.

Visto en Incredible Things

    

Camiseta interior para potenciar los músculos masculinos

Vale, vale: admito que eso de "potenciar los músculos masculinos" es mentira. Realmente el Funkybod Muscle sólo aparenta músculos donde antes había flacidez. Y, de hecho, la sigue habiendo, pero tras varias capas de tela.

Supongo que todos estaréis de acuerdo en que esta camiseta no sirve para alguien con barriga cervecera; el resultado sería extraño. O todo lo extraño que puede ser un tipo que se machaca los brazos y el pecho en el gimnasio pero luego se va de cañas sin necesidad de celebrar nada (que los hay, y muchos).

Lo más curioso del Funkybod Muscle es que, a pesar de sus inevitables deficiencias, se vende a algo más de 30 euros y se vende mucho. Todavía no sé para qué; quizás funciona mejor de lo que todos creemos. En el siguiente vídeo podéis verlo en acción. Bueno, más o menos.

Visto en Incredible Things

    

Camiseta para padres pasivos

Los caminos por los que transita un coche de juguete en manos de un niño son diversos e incluyen paredes grumosas, mesas de cocina e incluso saltos al vacío con turbulencias que serían la envidia de Ryanair. Pero no hay nada que tiente más a un niño motorizado que la espalda de un padre echando una cabezada. Debe de ser por el sentido de aventura que instigan los omóplatos, esas dunas a veces selváticas que evocan carreras en el desierto y tipos con casco siendo devorados por tormentas de arena.

Ya que esta situación es inevitable, mejor aprovechar y enseñar al niño las leyes más básicas de la conducción, a saber: no salirse de la carretera, no aparcar en el interior de los escaparates y no imitar el sonido del motor al acelerar (recuerda que la ventanilla no te aísla del exterior, sólo evita que te despeines).

El precio ronda los 18 euros y está claro que hay que armarse de paciencia para dejar que el niño juegue un rato; no vale ponerse la camiseta durante diez minutos y luego mandar a la criatura a hacer preguntas insultantes a desconocidos. Así no funciona la paternidad.

Visto en Like Cool

    
 1 2 3 4 ... 14 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}