Botellas de gel como micrófonos para los que cantan en la ducha

gel-ducha-microfono

A muchas personas, el hecho de ducharse les produce una curiosa sensación de euforia que canalizan a través de la expresión artística. Como pintar, escribir o esculpir no es fácil bajo un chorro de agua, la mayoría se decantan por cantar a voz en grito.

El canto es un arte que, en principio, solo requiere de disponer de una voz más o menos cultivada, pero un cierto nivel de atrezzo es importante. Tener un micrófono en la mano mejora la experiencia.

gel-ducha-microfono-2

Ahí es donde entra la línea de botellas de gel de ducha propuestas por el diseñador ruso Pashnin Aleksei para la casa FM. Tienen la forma adecuada para ser agarrados como un micrófono y, lo mejor, es que la parte redonda propia del micrófono, negra en este caso, se convierte en una práctica esponja con la que enjabonarnos.

Está disponible en tres modelos inspirados en figuras de la canción representadas con un dibujo de su rostro: "Kurt's rage" como Kurt Cobain, "Michael's passion" como Michael Jackson y "Tupac's coolness" que supongo que se refiere a un tal Tupac Shakur que mi ignorancia musical me impide reconocer.

gel-ducha-microfono-3
Visto en Creapills

    

Botellas de vino con novelas cortas en la etiqueta

vino-etiqueta-libro-3

Una buena lectura acompañada de una copa de vino. Es la propuesta de la marca de vinos italiana Matteo Correggia.

Todo va incluido en el producto. La propia etiqueta de la botella es una novela corta con unas cuantas páginas. Todo sujeto por un cordelito.

vino-etiqueta-libro

Librottiglia se encuentra de momento disponible solo en italiano, con tres lecturas a elegir: “Una rana en el estómago", de Patrizia Laquidara para el vino tinto Anthos, "Te quiero. Olvídame" de Regina Marques para un tinto Nebbiolo Roero y "Asesinato", de Danilo Zanelli para acompañar con una copa de vino blanco Roero Arneis.

vino-etiqueta-libro-2
Visto en BoredPanda

    

Cojín botella de Sake, para dormir la mona

cojin-botella-sake-3

Parece que en el lejano oriente también practican la liturgia de dormir como troncos después de una buena borrachera. Una tradición milenaria que están intentando actualizar con detalles como este cojín con forma de botella de Sake.

Una botella tipo Magnum (era preciso), de aproximadamente 1.8 litros de volumen cuyo interior no contiene licor alguno, sino un relleno mullido y confortable. En la etiqueta, un mensaje en caracteres japoneses cuya traducción viene a ser algo como "colocado" en nuestro idioma o "smashed" en inglés.

Como siempre en estos casos, ahora nos toca esperar la versión "occidentalizada" del producto, que suponemos que en este caso pasará a ser un botellón de tintorro o, en el mejor de los casos, de whisky de garrafón. Mientras tanto, nos podemos seguir pasando las resacas en el cómodo cojín tronco de árbol.

cojin-botella-sake
Visto en DesignTaxi

    

Escayola multifuncional para roturas de brazo

escayola-brazo-botella-cerveza

En esto estamos de acuerdo: Romperse un brazo tiene más inconvenientes que ventajas. Ante esa evidencia, lo inteligente es ponerse en modo positivo e intentar sacar provecho de la nueva situación.

Un brazo escayolado nos dificulta el uso de la mano afectada, sobre todo a la hora de sujetar una botella o un vaso de cerveza. Un problema clásico que podemos superar con brillantez si contamos con la ayuda de un traumatólogo amable y cachondo. Que alguno habrá. Suerte con eso.

Visto, sin que sirva de precedente, en un whatsapp.

    

La copa perfecta para borrachos con clase

botella-copa-vino-jpg

botella-copa-vino-2

Andar con la botella de vino en la mano, bebiendo a morro, es placentero y divertido, pero da una imagen negativa de nuestra persona. No tiene sentido, pero es así.

El vino, según las reglas sociales al uso, se ha de consumir con moderación, sirviendo una cantidad ridícula en la copa el copón, que tendremos que mover en círculos con parsimonia, mientras observamos el líquido rojo con cara circunspecta, lo olfateamos y lo sorbemos pensando en si procede decir algo sobre los taninos o sobre lo del retrogusto y, en el peor de los casos, diciéndolo.

La Guzzle Buddy resuelve el problema de forma brillante. Con este concepto, la botella ya no es comunitaria, sino individual, lo cual ya es un enorme avance en sí mismo. Solo hay que sustituir el corcho por la base de la copa y ya podemos consumir el producto sin temer por nuestra reputación. Los muy puristas se escandalizarán por el tema del aireado, pero se les pasará pronto; a la segunda botella ya lo habrán olvidado.
SEGUIR LEYENDO

    
 1 2 3 4 ... 10 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}