La bicicleta más veloz del mundo

Aunque a primera vista parezca un vehículo de Tron, es la bicicleta sobre la que se ha batido en el desierto de Nevada el récord del mundo de velocidad en bicicleta al superar los 133 kilómetros por hora gracias a un diseño realizado por un equipo compuesto por estudiantes de la Universidad Técnica de Delft y la Universidad Libre de Ámsterdam.

Y el ciclista que ha logrado el prodigio no es ningún ganador del Tour de Francia. Se llama Sebastiaan Bowier, tiene 26 años y es un estudiante holandés como el resto del equipo. El diseño de la bicicleta coloca al ciclista reclinado, casi en horizontal, protegido por una original carcasa aerodinámica.

La prueba se realizó en una de las larguísimas rectas de las carreteras que cruzan el desierto de Nevada. A mitad de camino superaba los 110 kilómetros por hora y a falta de algo más de un kilómetro alcanzó los 133,78 kilómetros por hora, superando en apenas 0,6 kilómetros hora el anterior registro.

Visto en Sky News.

Sencillo: accede a tu casa del árbol en bicicleta

La casa del árbol no es algo muy común por estos lares. Los árboles, en general, no lo son (por aquella costumbre tan nuestra de plantar urbanizaciones en todo territorio virgen que se descubra). Pero creo que es algo que a todos nos gustaría tener y que plantea serios problemas que Ethan Schlussler ha solucionado con rapidez.

Ethan estaba harto de subir la escalera cada vez que quería acceder a la casa. He aquí cómo lo solucionó:

Sencillo: sistema de contrapesos y un leve pedaleo. Creo que se podría mejorar lo del pedaleo porque, en general, eso de hacer esfuerzo choca con esa costumbre tan mía de no hacerlo. Así y todo, felicidades, Ethan.

Visto en Tastefully Offensive

Bicicleta con despliegue de plástico de burbujas

Esto es algo difícil de describir, así que lo mejor es que veáis primero el vídeo y luego entremos en materia:

Bien: ese hombre de ahí se llama Eric Buss y lo que ha hecho es construir una máquina de crear éxtasis mientras se recorren distancias. La bicicleta desenrolla el plástico de burbujas a medida que se pedalea y va formando una alfombra que es a su vez aplastada provocando ese placentero sonido de burbujas reventadas que te hace sonreír como un maníaco.*

Muchos diréis que no es lo mismo; que la gracia del plástico de burbujas es reventarlas con las manos. No importa: saber que cientos de burbujas están siendo vapuleadas al unísono supone más placer del que la mente puede soportar. Llegará el momento en el que la gente nos vea llegar con espuma en la boca pedaleando como si no hubiera un mañana, precedidos de ese sonido de burbujas sometidos y precedidos también de personas atraídas por dicho sonido, que correrán a nuestro encuentro en un final orgiástico. Y si lo hacemos un miércoles, mejor que mejor. Son días muy tontos, la verdad.

* La sonrisa de maníaco también se puede conseguir con el sillín vibrador, aunque tiene otras connotaciones y no se puede compartir.

Visto en Geekosystem

Se veía venir: sillín de bicicleta con vibrador

Era inevitable. Era una demanda del mercado largamente aplazada por no se sabe bien qué razón, pero por fin está con nosotros el sillín de bicicleta con vibrador.

Ya se puede decir adiós a esos placenteros paseos que curiosamente pasaban por senderos pedregosos y plagados de baches. No es necesario: los paseos pueden ser igual de placenteros atravesando el carril bici, que hasta ahora era la antítesis de la sexualidad ciclista.

Sólo los pasos de peatones elevados suponían una mínima caricia, un prolegómeno sin continuación, una promesa susurrada antes de desaparecer por siempre. Un calientaciclistas, vamos. Pero por sólo 30 euros nos podemos hacer con un Happy Ride Vibrating Bike Seat que hará innecesarias esas esperanzas rotas para ir directo al grano. Y si no hay grano irá directamente a otra zona, ya sabéis.

Visto en The Huffington Post

Norah, una bicicleta algo especial

Norah es una Jet Bicycle que alcanza los 80 km/h, y no precisamente pedaleando. Colin Furze es su creador y no es nuevo por estos lares: hace un tiempo pudimos ver su impresionante Carricoche motorizado y pudimos ser testigos de sus gritos (el tipo grita constantemente, no sé por qué).

Ya habéis visto la Jet Bycicle en funcionamiento, pero si queréis saber cómo se ha construido, el bueno de Colin tiene también un vídeo con el proceso de creación. Por supuesto, el tipo grita varias veces durante el vídeo. Debe de ser un tic.

Visto en Laughing Squid

 1 2 3 4 ...19 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}