Galletas en inmersión controlada gracias al Dunkin’ Buddy

Durante diferentes épocas de mi vida, y atendiendo a razones externas, he sometido a las galletas a un diferente trato siempre bajo el prisma de mi situación anímica. La depresión que cabalgué durante dos años hizo que las desmenuzara y las lanzara a la leche con el mayor de los desprecios formando una especie de pasta grumosa que luego engullía mientras lloraba y me odiaba a mí mismo.

Las pocas épocas en las que los planes parecían funcionar y todo estaba en orden mojaba la galleta de forma tradicional, intentando que parte de ella no se mojara para poder disfrutar de todos los sabores y texturas concebibles. El momento culminante es en el que te descubres reflexionando con una sola galleta mojada, rompiéndose, cayendo sobre la leche y salpicándote; en ese momento del ciclo es en el que todo se tuerce y vuelves a desmenuzar galletas.

Y esa es mi vida, más o menos. Pero como a nadie le importa vamos a lo que vamos: una nueva forma de enfrentarse a la obra cumbre de las comidas nocturnas ha sido concebida. Se trata del Dunkin' Buddy, que yo catalogaría como ascensor de galletas. Es una cajetilla imantada que te permite dejar las galletas bañadas en la leche mientras haces otras cosas (aunque, la verdad, para mí es una actividad completamente absorbente y disfrutable en sí misma). Por el momento no está a la venta, aunque su autor pretende estudiar rutas comerciales.

Visto en Incredible Things

Horóscopo infalible, para cualquier día del año

Infalible, perpetuo, universal y, aquí tengo que discrepar con Wicho, con la ventaja añadida de que no tienes que estar recordando continuamente cuál es tu signo zodiacal.

Impactante descubrimiento de Manolo Elmas traducido (sí, era necesario) por Microsiervos.

Clips esqueléticos para cabellos rebeldes

Lo más curioso de estos clips es que representan un deseo sin decorarlo: alguien que quiera tener su pelo bien recogido se lo sujetaría con las manos, pero no puede porque suele usar las manos para otras cosas (chupárselas después de acariciar perros, por ejemplo).

Todos los clips asedian a los cabellos bajo diferentes disfraces, pero aquí estamos hablando de manos. No son nuestras, claro, aunque por su forma uno puede deducir que son de alguien que ya no las necesita, así que no hay amenazas de denuncia a nuestro alrededor.

Que sí, que supongo que tener dos manos en el cogote todo el día no es agradable. Vale. Dos fresas afincadas en la nuca tampoco es el colmo de la comodidad y yo sólo veo fresas o plátanos. El tema de la fruta craneal debería ser estudiado en mayor profundidad: allí hay alguna patología sociológica que se nos está pasando.

Véase también: Más complementos para Halloween
Visto en Who Killed Bambi?

I am bread, el apasionante simulador de tostadas

I am bread es un videojuego de Bossa Studios cuyo objetivo es introducirnos en el deslumbrante día a día de una tostada, desde que es elegida entre todas las demás hasta que es bañada en mantequilla, mermelada, queso de cabra, cuatro lonchas de beicon, dos Oreo y una guindilla, todo ello bajo el peso del chocolate líquido (antes de que lo preguntéis: no, nunca he llegado a la segunda tostada y sí, desayuno varias veces).

Como habréis visto en el vídeo, la cosa se complica bastante para la tostada en su periplo hacia la tostadora. No hay enemigos pero sí obstáculos, y definitivamente la imagen de la tostada blandiendo un cuchillo es tan enternecedora que difícilmente podré sacarla de mi cerebro, a pesar de que ocupa mucho. Supongo que borraré el gif de los pechos bailando un tema de Mozart, que me tiene todo el occipital colapsado.

Someramente relacionado: Tostada de emergencia hinchable, en lata
Visto en Kotaku

Cojín salchicha gigante

En lo que se refiere a cojines gastronómicos, hay que reconocer que esta salchicha asada gigante no está mal; su color brillante y las marcas de la parrilla están realmente bien conseguidas.

Pero aunque, además, su forma parece bastante adecuada para reposar las cervicales, en ningún caso se acerca al nivel de excelencia de nuestro afamado cojín de jamón de Jabugo.

Eso no quita que, indiscutiblemente, estemos ante un buen candidato a engrosar nuestro catálogo de cojines originales. Esperemos diponer de él en breve.

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}