Consejos NPC: No usar el microondas como horno crematorio de mascotas

Interrumpimos nuestra emisión de frikadas para emitir un mensaje de interés para la población.

Hemos sabido gracias a Kristi Burgess que NUNCA hay que usar el horno (suponemos que ni el normal, ni el microondas) para hacer la función de horno crematorio para tus mascotas muertas. No convierte a las mascotas en cenizas, sino que simplemente arden. Además hace un olor horroroso.

Visto en imgur.com

Con las Wonder Tijeras se corta mejor

Esto es una genialidad, una maldita obra maestra salida de la mente de un ser superior en todos los sentidos.

Todo lo que pueda escribir al respecto no le hace justicia y ni siquiera voy a intentarlo: la cara de Wonder Woman al ser usada como unas tijeras lo dice por mí. Creo que sería incapaz de usarlas bajo esa mirada; me sentiría tan cohibido que acabaría haciéndoles un altar y lo defendería con mi miserable vida.

Visto en Geeks are sexy

Botas de piel de serpiente con serpiente

En la etiqueta de la ropa suele poner la talla (que cada día entiendo menos), la forma de lavado y la marca fabricante. Yo creo que también se debería implantar un medidor de embriaguez estableciendo lo borracho que tienes que estar para ponerte esa prenda. O lo desesperado, que más o menos viene a ser lo mismo.

La etiqueta de las botas de piel de serpiente con serpiente tendría una puntuación de 10/10 en el susodicho medidor. Y también tendrían que avisar de que el trabajo de Photoshop, si bien es divertido, tiene algunos errores (esos ojos...).

Visto en Geekologie

Muestra tu belleza interior con este traje de baño

El Dem Guts Swimsuit de Black Milk Clothing no deja nada a la imaginación. Y cuando digo nada es nada.

Está claro que unos pechos turgentes provocarán colas de tipos inseguros que elaborarán un discurso interno con el que dirigirse a ellos, dudando entre la nomenclatura ustedes (respetuosa pero cercana) y sus señorías (extremadamente respetuosa y abierta a múltiples interpretaciones).

Esta turbadora experiencia no suele acabar en nada, puesto que los argumentos a favor y en contra abren un debate demasiado complejo para solucionarlo en los siete segundos que tardan los pechos turgentes en doblar la esquina. Así que siempre queda la duda.

Pero he aquí que hablar a unos turgentes pulmones no genera un debate tan complejo; al fin y al cabo son trabajadores al servicio del aparato respiratorio, gente de a pie, abierta a mantener una conversación con cualquiera con tal de quitarse el casco y tener un respiro. Un vulgar hacen unas cañas o qué dicho sin siquiera utilizar el signo interrogación conseguirá resultados sorprendentes.

Además, uno acaba harto de conocer a gente que promete mucho y después de conocerla y profundizar un poco, descubre que su bazo deja mucho que desear y la comunicación entre sus intestinos es sencillamente desastrosa. Una decepción tras otra. Y es la propia inseguridad de la gente la que provoca eso: si, en el momento de conocer a la persona, te dijera "oye, quiero empezar esto siendo sincera: mi páncreas es un asco. Si lo nuestro funciona tendrás que atenerte a las consecuencias" las parejas tendrían menos problemas.

Esto es una opinión personal basada en experiencias propias. A mí es que me hablan del sistema nervioso y me tienen ganado.

Visto en Who killed Bambi?

Zapatillas de unicornio

Hay días en los que a cada paso surge una flor y todo lo que nos rodea se cubre de los más vivos colores y las más amplias sonrisas. Si no recuerdo mal esos días son tres o cuatro por vida; el resto, como sabéis, es crueldad, miseria y podredumbre...

... a no ser que uno vaya equipado con estas tremendas zapatillas de unicornio, el último grito en lo que a artilugios mágicos cotidianos se refiere.

Sus propiedades son muchas y de sobra conocidas: caminan más rápido que unas zapatillas normales, rodean al propietario de un halo de estrellas, tosen arco iris y estornudan polvos mágicos (la última propiedad es bastante común entre algunas personas, pero invirtiendo el proceso).

Que sí, que las zapatillas zombie son graciosas y las zapatillas hobbit imprescindibles, pero, ojo, no son incompatibles. Al fin y al cabo hay días zombis, días hobbits y días mágicos, y son precisamente los últimos los que hay que aumentar si queremos llegar a una existencia plena donde la gente deje de usar sandalias en casa. Que ya está bien, hombre.

QueLoVendan, regalos originales"

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}