Hombre desnudo se queda atascado dentro de una lavadora

El pasado domingo un hombre desnudo quedó atascado dentro de una lavadora hasta que los servicios de emergencia pudieron sacarlo untándolo con aceite. O sea, que no usó suavizante.

Os pongo en situación: Mooroopna, Australia. Un tipo juega con su novia al escondite y deciden desnudarse para añadir más dificultad al juego (si te escondes debajo de la cama te congelas). El hombre, ganador nato, hace contacto visual con la lavadora y enseguida urde un plan infalible: se esconderá en su interior, donde nadie podrá encontrarle jamás, y así ganará el juego, un resfriado, una muerte más o menos honorable (o por lo menos higiénica) y a cambio sólo perderá la posibilidad de echar un polvo. Porque creo que ese es el objetivo del escondite desnudo: servir de preliminar.

Pero al final el miedo se abrió paso y tras saberse atascado, pidió ayuda, reveló su escondite, perdió el juego e hizo que los del servicio de emergencia tuvieran una buena anécdota para contar a sus hijos. Ah, el amor...

Visto en Geekologie

[Actualizado y relacionado] Directamente desde nuestra sección de "Padres del año"

Mesa-alfombra mágica. ¿Confías en mí? Pues acábate el plato

La alfombra mágica es el Ferrari del transporte textil, muy por encima de las sábanas-paracaídas (insufribles hasta que incorporen bluetooth) y de las capas de invisibilidad, cuya pertenencia a los medios de transporte es mas que dudosa ya que realmente no te transportan, sólo dan la sensación a otros de que te has movido y has aparecido desde muy lejos (y además tienes que aguantarte los jadeos para disimular o ponerte ciego de oxígeno).

La mesa-alfombra mágica de Duffy London rinde tributo a este veloz vehículo instalándolo en el salón del hogar. Mediante un sencillo truco visual da la sensación de estar flotando en el aire, lo que hace que la comida o el café sepan mejor porque, como sabemos, en las alturas todo sabe mejor. Prueba de esto es que la comida de los aviones es repugnante, pero si te la guardas y la comes en tierra será´como lamer un casco de rugby después de un partido.

Visto en The Awesomer

Alguien crea un videojuego para pedir matrimonio

Robert Fink tenía en mente pedir la mano a su novia. Quería hacerlo de una forma especial y no con el encantador a la vez que tradicional "no tienes huevos a casarte conmigo". Así que llamó a dos amigos y los embarcó en la creación de un videojuego llamado Knight Man cuyo objetivo sería impresionar a la novia y obligarle a dar el sí, quiero.

Después de meses de arduo trabajo clandestino consiguieron terminar y dejaron que Angel, la novia, probara el juego para ver si le gustaba. Todo era una trampa, claro (estamos hablando de un matrimonio), y grabaron y editaron la reacción de Angel cuando consigue llegar al final del juego. Ese es el vídeo que podéis ver a continuación; en 2:50 está el emotivo momento de la pregunta.

Ya puestos, Robert y sus lacayos habilitaron una página donde se pueden hacer donaciones para la próxima boda y además se puede jugar a Knight Man. Lo malo es que al final del juego un caballero te pide matrimonio, lo cual puede ser algo incómodo. En principio no estoy interesado en los hombres, pero habrá que ver la dote que ofrece Robert y qué obligaciones tiene uno que cumplir como princesa. Si hay que estar en un torreón custodiado por un dragón leyendo cómics y tomando Martinis hasta que alguien venga a rescatarme, igual me interesa.

Visto en When Geeks Wed

Semáforo Lego funcional

Todos pasamos por una época en la que compartimos piso. Esa época tiene una curva de aprendizaje más o menos rápida dependiendo de la cantidad de mobiliario urbano que se acumule en la casa. Lo normal es tener algún sofá rescatado de la calle, uno o dos conos señalizadores y el extintor de los domingos, que nadie recuerda cómo ha llegado hasta allí o si es diferente al del domingo anterior.

Hay una fase extrema en la que, no se sabe muy bien cómo, un semáforo acaba en el salón. Ese semáforo no funciona, claro, y hay que introducirle bombillas y trabajarlo un poco para que dé ambiente. Pero gracias a Baron von Brunk este trabajo se puede sustituir por uno más arduo aunque más gratificante: fabricar un semáforo Lego funcional. Se pueden encontrar las instrucciones en la página del proyecto en Instructables.

Aviso que no es fácil y que no tiene el encanto de despertar y encontrar algo en tu salón que no sabes de dónde ha salido. Sacrificamos el efecto sorpresa por el efecto trabajo en equipo, que también es satisfactorio y une a los integrantes. Probablemente los una tanto que acaben borrachos buscando un semáforo de verdad para tener la pareja, pero eso ya es cosa de los sábados.

Visto en Gizmodiva

Y ahora, una mesa

Un Anillo para gobernarlos a todos, un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y obligarlos a poner la mesa de una puta vez.

Visto en Geeks are Sexy

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}