Adorables peluches Breaking Bad

Peluches breaking bad

Quizás me tenga que sentir culpable por querer achuchar a dos asesinos que cocinan y venden metanfetamina, pero no puedo evitarlo. Tener el peluche de Walter White en casa hará que nos pensemos dos veces cualquier decisión, ya que nos tendrá siempre vigilados bajo esa mirada severa; por el contrario, Jesse Pinkman nos mirará de forma parecida para que nos aseguremos de hacer siempre lo que nos dé la gana. Y eso está bien porque significa que, hagamos lo que hagamos, alguien estará satisfecho.

El peluche de Pinkman tiene un plus: otorga a su portador la capacidad y el derecho de recibir a las visitas gritándoles yo, bitch!

Eso puede proporcionar alguna carcajada de entrante para luego enseñarles el peluche de Heisenberg y hacer que la cena sea más respetuosa. No faltará el tipo que se deprima, llore y abrace a Pinkman susurrándole yo, bitch! en busca de consejo, claro, y si no hay solución deberá pasar al buen Heisenberg y esperar a su sabiduría. Todo esto no es más que una excusa para quitarse de encima al amigo al que acaba de dejar la novia, por supuesto, pero teniendo en cuenta que es un tipo que abraza peluches, mejor tenerlo lejos.

Tienda QueLoVendan"

Las fotos panorámicas también pueden ser divertidas

La funcionalidad de hacer fotos panorámicas, presente en los smartphones modernos, es interesante. Especialmente cuando nos ponemos en "modo experto" y queremos capturar paisajes en todo su esplendor.

Pero lo mejor viene cuando añadimos al escenario elementos en movimiento, especialmente personas o animales. Con un poco de suerte podemos generar imágenes especialmente grotescas y divertidas, como vemos en estos ejemplos.


Sobre esta imagen, aclarar que no voy a hacer ningún comentario relativo a esa gran obra del cine contemporáneo llamada "The human centipede" y además no voy a poner ningún enlace. El que quiera, que lo busque en Google por su cuenta y riesgo.

SEGUIR LEYENDO

Bandeja-guitarra para chupitos

Servir chupitos en casa es poco menos que jugarse la alfombra, pero la gente sigue exigiendo dicho trato en las reuniones sociales y uno, como anfitrión, debe proporcionárselo.

La Bandeja-guitarra para chupitos añade un toque cool a ese prescindible momento en el que los invitados van tan pasados que beberían agua de una fuente y les haría efecto igualmente, pero también les da la oportunidad de acabárselos rápidamente y empezar a hacer el energúmeno con la bandeja, practicar el enésimo solo de air guitar sobre la alfombra (conste que os avisé) y, en fin, hacer todas las perrerías que todo invitado digno está llamado a hacer.

No os llevéis a engaño: esto no es para rockeros. Un rockero de verdad serviría los chupitos sobre una mujer desnuda mientras se hace un tatuaje y cambia el aceite a la Harley. Y luego se bebería el aceite sobrante en los vasos de chupitos sobrantes de la mujer desnuda sobrante. Pero, en fin, si no tenéis presupuesto para ser rockeros de verdad, la bandeja está bastante bien. Lo malo es que no os da derecho a escuchar nada más fuerte que Kings of Leon.

"

Tazas de medida R2-D2

Nuevos accesorios para cocinas frikis: tazas de medida R2-D2.

Una réplica del robot más simpático de la saga galáctica de George Lucas Disney esconde un conjunto de tazones de medida de tamaños 1/4, 1/3, 1/2 y una taza. Una taza equivale a unos 200 centímetros cúbicos y es una medida muy utilizada en cocina.

Visto en Geeksaresexy.

Detecta y elimina los agentes externos de tu comida con la Magnifying Spoon

La Magnifying Spoon es una cuchara con un complejo sistema de detección de agentes externos a la comida que evita la ingesta de pelos u otros objetos indeseables cuando se come en un restaurante y se corre el riesgo de no ver cómo se prepara la comida. Para llevar a cabo ese proceso y obtener resultados esclarecedores, la Magnifying Spoon se sirve de una lente de aumento que debe ser colocada en el centro de la línea imaginaria que se establece entre el ojo del investigador y el objeto de investigación. Sólo así podrá desplegar su poder y localizar a los agentes externos.

O sea, que es una maldita lupa.

Ahora bien, digamos que sucede. Digamos que un tipo se saca la Magnifying Spoon y detecta algo raro en su comida.

Digamos que tengo que juzgar entre el tipo y el camarero que, probablemente, haya sido el culpable (o no, pero para el caso estableceremos que sí). ¿Acaso conviene dejar suelto a un tipo que se lleva una lupa a los restaurantes? ¿Es un sujeto así útil para la sociedad?

El camarero puede ser despistado o, quién sabe, tendrá sus problemas y querrá vengarse poniendo vello púbico en los platos porque esa es su parcela de poder o porque tiene demasiado vello y se agobia o lo considera hermoso y quiere compartirlo con el mundo. No sé. Pero más allá de eso es normal.

Para tipos que se sacan una lupa en un restaurante jamás habrá suficiente vello púbico. Ese sería mi veredicto y lo diría en medio del restaurante con voz de trueno: para tipos que se sacan una lupa en un restaurante jamás habrá suficiente vello púbico.

Y un cuervo cruzaría el salón y un vidente ciego sentado en una esquina gritaría "¡Odín!" y el cuervo iría directo a la mesa y se comería el vello púbico del plato, pero tres palomas intentarían impedírselo por una cuestión de respeto a las fronteras y el cuervo haría una matanza; el vidente leería las tripas de las palomas, lanzaría unas runas y me diría "te han cortado la luz" y yo diría "mierda."

Visto en Neatorama

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}