Han Solo atrapado en la carbonita de tu retrete

Todo producto que tenga a Han Solo atrapado en carbonita tiene un encanto especial que lo hace irresistible, un halo de tragedia inspiradora y un símbolo de agonía icónico y maravilloso.

Pero en este caso adquiere un matiz extraño: sí, es una tapa de retrete con Han Solo atrapado en ella. Al mismo tiempo, parece que aquello que habita en el retrete y que previamente hemos condenado al alcantarillado haya sobrevivido agarrándose a las paredes y esté pugnando por salir y reclamar una vida digna, un merecido espacio en la sociedad. Una verdadera agonía plasmada en el lugar de las vergüenzas dispuesta a hacernos reflexionar sobre, bueno, no sé, cosas que salen de nuestro cuerpo y de las que renegamos nuestra autoría y responsabilidad.

Sirva este cortometraje del siempre grande Michel Gondry para ilustrar tan terrible situación.

Visto en Technabob

El slow-pooping puede ser divertido

Juegos para el retrete

Los que practican el conocido slow-pooping (en castellano: cagar con la calma) saben que uno de los mayores inconvenientes de tan insalubre práctica es combatir el aburrimiento. Utilizar el smartphone es la práctica más socorrida, pero es habitual quedarse sin batería antes de haber liberado toda la materia fecal. Y entonces, el drama está servido.

En esos momentos es cuando hemos de tener a mano una de estas imaginativas soluciones para el lavabo. Cada una de las tres es adecuada para un nivel concreto de slow-pooping expertise.

Los más novatos, normalmente gente nerviosa y activa, disfrutarán con el Kit de Basket para W.C. Dispone de una "zona de tiros libres", un soporte para tres mini-pelotas y una mini-canasta con ventosas para colocarla a la distancia adecuada.

Para los slow-poopers de nivel medio recomendamos el Kit de Golf para W.C., ideal para mejorar nuestro putting tranquilamente, sin prisas.

Y para los slow-poopers más expertos la elección es esta: el Kit de Pesca para W.C. Gracias a este kit podrán pasar horas interminables disfrutando de la pesca de cuatro pececillos de colores en su recipiente lleno de agua.

¿Por cuál te decides?

Tienda de regalos originales QueLoVendan

Alarma anti gérmenes para avergonzar a los poco higiénicos

Es un hecho que no todo el mundo lleva al día sus responsabilidades sanitarias personales... no hay más que subir al metro en hora punta para constatarlo.

Ahora bien, si ser poco amigos de la ducha o el desodorante no pasa de simple molestia para los demás, otras malas costumbres como el no lavarnos las manos después de usar un baño público son, además de una temeridad, un peligro potencial para los que se relacionen con nosotros y estén en peligro de entrar en contacto con nuestras amenazantes manos, llenitas de bacterias.

Para tratar de meter en vereda a los marranetes los señores de Safeguard han decidido enfentarse al problema de raíz apelando a uno de los mecanismos de control de conducta humanos más eficientes: la humillación pública.

La novedad no es más que un mecanismo de alarma con dispensador de gel incorporado. El aparatito va conectado a cada uno de los cubículos de los baños. En cuanto un usuario abandona el suyo, el Germ Alarm empieza a pitar como si no hubiese mañana y no deja de hacerlo a menos que acudas a él y saques jabón. De esta manera el usuario sólo tiene dos opciones: o se lava las manos o sale de los lavabos acompañado por el sonido de la alarma y a la vista de los demás usuarios, que quedan así alertados de la amenaza biológica que el individuo constituye.

La verdad es que hecha la ley, hecha la trampa... podría engañarse al dispositivo sacando jabón pero dejándolo caer en cualquier otro sitio que no sean nuestras manos o salir haciendo aspavientos con cara de yonohesido e intentar que parezca que la alarma la ha disparado otro... pero me temo que ésta última es una opción sólo reservada a valientes que no tienen miedo al ostracismo social.

En cualquier caso me parece un invento que puede dar mucho de sí. Estoy deseando que los instalen por todas partes y empiecen a fallar para ver cómo la gente se lava las manos tres y cuatro veces intentando que el chisme deje de sonar, o que simplemente se quede sin jabón o se atasque para que no se atrevan a salir del baño...

Visto en GeekoSystem

Otra oportunidad para un tubo de pasta dentífrica más cómodo

El diseño de Nicole Pannuzzo para Colgate es, en mi opinión, más feo que regalar un recambio de Kill-Paff en una boda. Sí parece, en cambio, muy práctico: Nicole se ha basado en diseños de origami y ha conseguido crear un tubo que se reduce a medida que se usa, dando como resultado una anulación de recovecos casi absoluta (no se puede asegurar al 100% porque la pasta de dientes es una superviviente nata).

Me gustaría decir que gracias a este nuevo tubo de pasta dentífrica nuestros problemas frente al espejo se van a acabar, pero la verdad es que después de tanto tiempo uno pierde la esperanza. Día a día, la evolución tecnológica marcha a ritmo forzado en todos los sentidos aniquilando a sus antecesores mientras el maldito tubo sigue vivo y dispuesto a dar guerra a todas horas, ocultando su preciado contenido en los rincones más inaccesibles. Es el dinosaurio con la piel más resistente, digan lo que digan.

Visto en Laughing Squid

El secador de cuerpos

Nadie va a negar que la toalla tiene un encanto maravilloso, sobre todo cuando lleva un tiempo siendo usada, empieza a oler a libro viejo y tienes que luchar contra el impulso de pasarle un plumero. La toalla no puede desaparecer de nuestras vidas simplemente porque da gustico atársela a la cintura e ir por casa con las gónadas al fresco. Eso no significa que no se investiguen otras opciones.

Veamos: el único requisito que exige el Secador de Cuerpos es tener un cuerpo y estar mojado. Así que por esa parte el sacrificio no es prohibitivo. Su funcionamiento es similar al de un secador y (espero) más eficiente que los secadores de manos que ponen en los bares, que por el rugido que emiten uno juraría que le van a dejar las falanges al aire y al final acaba secándoselas en los pantalones por pura desesperación.

El Secador de Cuerpos (tiene nombre de invasión extraterrestre, por cierto) tiene la opción de usar aire caliente o frío y su objetivo es formar una columna de aire alrededor del usuario para que el secado se produzca en todo el cuerpo y no sólo en la zona de la entrepierna, como da entender su apariencia de báscula. Y sí, claro: también es una báscula.

En el vídeo podréis encontrar una descripción más elaborada por un tipo que no se calla en los tres minutos que dura la puesta en escena; por suerte, hay una escena de baño en bikini que puede justificar su visionado.

Visto en Gizmodo

 1 2 3 4 ...45 Siguiente

 

 

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}