Visita nuestra tienda de cacharrería erótica original
No Puedo Creer... Que Lo Vendan... X



 

 

Tittygram, nuevo soporte publicitario: “Nuestras tetas. Tu mensaje”

No hay límites en la voraz lucha por atraer la atención de los consumidores.

La startup rusa que ha lanzado Tittygram tiene claro que el sexo vende y se han lanzado a convertir los pechos de unas cuantas modelos en soporte publicitario para marcas con pocos escrúpulos. El fundador de la compañía, Vladimir Gritsenko, insiste en que nadie obliga a las chicas a hacer nada que no quieran hacer y, además, que prohíben utilizar palabras obscenas en los mensajes, pero sabe perfectamente que nada le va a librar de las críticas de ciertos sectores.


SEGUIR LEYENDO

10 juguetes tan raros como adorables

Esta lista posee algunos de los juguetes más épicos y maravillosos que ha dado a luz el ingenio humano. Desde el unicornio empalador a la muñeca amputada, pasando por el Castigador... euh... también empalador. Parece que lo de empalar es un verdadero nicho de mercado en esto de los juguetes.

No tengo claras las intenciones que cualquiera de las compañías tendría para hacer llegar esos juguetes a las tiendas ni cómo pasaron por manos de diversos directivos sin que se dieran cuenta de que iban a fracasar miserablemente, pero es gracias a ese error que hoy podemos disfrutarlos y, salvo la catástrofe de Hasbro, todos son memorables. El primer puesto no es un desconocido en NPC; son los anteriores los que guardan más de una sorpresa (Yume es sencillamente genial).

Visto gracias a Pijus Erectus

Tableta de chocolate con tetas


La gastronomía y los pechos femeninos han ido históricamente de la mano, al menos si hablamos de la cultura hispana. Sí, está demostrado: nos gustan las tetas.

Tetas de novicia, tetillas de monja o el queso de tetilla son solo algunos ejemplos de alimentos glandulares que podemos degustar a lo largo de nuestra geografía.

Por eso aplaudimos la iniciativa del ruso Constantin Bolimond y del norteamericano Maksim Ali, un par de brillantes diseñadores que han ideado esta apetitosa tableta de chocolate con tetas (le han llamado Titses) presentada en un envoltorio cuidadosamente diseñado.

Incluso han tenido el detalle de presentarlo en diferentes "tallas", de la S a la XL (si, todos preferiremos la XL, pero los diseñadores tienen estas cosas).

Un gran trabajo que nos hace salivar fuertemente, razón por la cual se merece nuestro aplauso y respeto.

Visto en DangerousMinds

Por fin: ya puedes meter las cenizas de tu difunto esposo en un consolador

Mark Sturkenboom es un artista un tanto, en fin, artista. Ya sabéis: hay artistas que son demasiado artistas y no hay otra forma de definirlos. Su último proyecto se llama 21 gramos, que, como sabemos, es lo que parece que pesa el alma si le quitamos el beicon.

21 gramos es, para decirlo claro, un kit de animación para viudas. Se abre con una hermosa llave que la viuda puede colgarse en el pecho; en su interior podemos encontrar un vaporizador con, presumiblemente, el perfume del amado, unos altavoces para el iPhone (canciones favoritas, etc) y un consolador con un pequeño depósito con las cenizas del difunto. En ese depósito caben, exactamente, 21 gramos de cenizas.

Seamos honestos: 21 gramos no es uno de esos productos por los que la gente hace cola. Para empezar, no lleva una manzana estampada (muy mal) y es demasiado morboso. Además, requiere que haya un muerto de por medio, lo cual siempre es un impedimento y requiere un montón de papeleo. Algo bastante más accesible sería rellenarlo con uñas de los pies o pelusas del ombligo del ser amado. Porque son únicas y, bueno, es bastante probable que 21 gramos de uñas contengan una porción de alma que cualquier otra parte del cuerpo. En realidad no somos tan profundos como pretendemos ser.

Visto en Dangerous Minds

Si no tienes difunto, no te preocupes, tenemos muchas alternativas en nuestra tienda para adultos (+18).

Japón, tenías que ser tú: karaoke con masturbación incluida

Otra vez se nos han vuelto a adelantar. Mientras por aquí todavía andamos destapando cajas y fingiendo sorpresa, los programas de televisión japoneses han tomado la delantera. No hablo sólo de las bromas asesinas que suelen gastar; ahora la cosa se pone seria y roza el porno. Y al porno no se le puede rozar, que lo toma como caricia, desenfunda y te pinta un lienzo.

A continuación podéis ver un extracto de un programa japonés. Es un karaoke en el que el cantante está siendo masturbado por una azafata. Sí. No sé exactamente cuál es el objetivo: quizás haya que aguantar hasta que termine la canción o no desafinar demasiado. En cualquier caso, es uno de los pocos concursos en el que el premio realmente es participar. No hay perdedores.

Por desgracia es sólo un concurso. Por ahora. Pero mi olfato me dice que no tardará mucho en establecerse en locales sórdidos y maravillosos, porque como modelo de negocio no tiene fisuras. No puedo esperar a ensayar la canción de Pocahontas.

Visto en Boing Boing gracias a @elbaronrojo

 1 2 3 4 ... 66 Siguiente

 

 

 

Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal
Desarrollado por {onestic}